Marcha lenta de tractores

La protesta de los agricultores complica la operación retorno del fin de semana en Lleida

Los payeses adelantan sus protestas con cortes sorpresa en las carreteras del Pirineo

El campo español inicia un goteo de protestas a remolque de Europa

MAPA | Estos serán los cortes de carreteras por la huelga de agricultores en Catalunya

Marcha lenta de tractores en la C-13 en el Pallars Jussà.

Marcha lenta de tractores en la C-13 en el Pallars Jussà. / ACN /Jordi Peiró

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tal y como sucedió el pasado viernes, los payeses catalanes han vuelto a salir este domingo por la tarde en señal de protesta generando colas kilométricas en plena operación retorno. Dos marchas lentas de tractores están complicando la circulación viaria en dos de las principales carreteras que unen el Pirineo con Lleida con retenciones kilométricas y congestión en la C-13 y la C-14 en dirección a la capital.

Adelantándose de nuevo al calendario previsto - la Plataforma 6-F, que agrupa a los agricultores, había confirmado que realizarán actos reivindicativos los días 7, 8 y 9 de febrero- los payeses han salido durante la tarde para iniciar dos marchas lentas que están generando que la vuelta a casa sea más complicada que en anteriores domingos.

En la C-13, en la comarca del Pallars Jussà, las colas llegan a los 5 kilómetros entre las localidades de Salàs de Pallars y la Pobla de Segur. El el caso de la C-14, en las comarcas del Alt Urgell y la Noguera, la congestión por esta marcha lenta que han activado los agricultores de la provincia de Lleida se localiza en tres puntos diferentes: hasta 7 kilómetros entre Ponts y Vilanova de l'Aguda, 2,5 kilómetros en Bassella y otro kilómetro de circulación lenta en Ponts.

A la espera de mayores movilizaciones

Estas incidencias son solo el anticipo de las que tienen previsto el colectivo de agricultores de cara a la próxima semana. El martes y miércoles, 6 y 7 de febrero, está previsto que los payeses corten la autovía A-2 que une Lleida con Barcelona.

Y el jueves, 8 de febrero, los tractores iniciarán un marcha lenta en dirección a la capital catalana haciendo parada nocturna en el puerto de la Panadella y continuando la ruta para llegar a Barcelona el viernes.

Los agricultores exigen una reducción de la burocracia, mantener el gasóleo bonificado y una mejora de los impuestos y denuncian una competencia "desleal" en relación con los productos importados. A las reivindicaciones, también se suman las restricciones que el Govern ha aplicado para paliar los efectos de la sequía.

TEMAS