Proyecto europeo

Barcelona protagoniza un proyecto europeo para promover el uso de envases reutilizables

Los entresijos legales eternizan la guerra contra el plástico de un solo uso

Pajitas de bambú, cápsulas de café reutilizables y otras alternativas para evitar los productos desechables

Una persona utiliza un 'tupper' reutilizable de la empresa Bumerang.

Una persona utiliza un 'tupper' reutilizable de la empresa Bumerang.

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Europa ha declarado la guerra a los plásticos de un solo uso. Una de las batallas de esta contienda es contra los envases desechables que se utilizan para las comidas y bebidas 'take away'. La plataforma 'Zero Waste Europe', en colaboración con otras entidades, ha puesto en marcha un proyecto pionero para estudiar diferentes fórmulas para reducir estos residuos en las grandes metrópolis. La iniciativa consiste en utilizar seis ciudades europeas como 'laboratorios' para analizar la efectividad de diferentes estrategias para reducir los envases desechables y los plásticos de un solo uso. Barcelona será una de las protagonistas de esta iniciativa, que también se llevará a cabo en Berlín (Alemania), Gante (Bélgica), Lovaina (Bélgica), París (Francia) y Róterdam (Países Bajos).

La iniciativa ha sido bautizada como 'Reuse Vanguard Project'. Según explican sus impulsores, el punto de partida es que, ante la crisis de los plásticos de un solo uso, cada vez son más las iniciativas que buscan reducir este tipo de residuos y promover en su lugar el uso de envases reutilizables. "Aunque muchas empresas están intentando fomentar circuitos centrados en reutilizar envases todavía lo tienen muy complicado por la falta de infraestructuras compartidas y de apoyo gubernamental", comentan los creadores de este proyecto, que busca justamente estudiar diferentes tipos de estrategias para facilitar la implantación de proyectos más sostenibles en las grandes metrópolis.

Red compartida

En el caso de Barcelona, el despegue de esta iniciativa irá de la mano de la plataforma 'Rezero' y contará con empresas del sector como, por ejemplo, Bumerang y Vasovengo, entre otros. Su objetivo será crear una "red de envases reutilizables" que abarque buena parte de los locales de restauración de la ciudad. Así, cuando un ciudadano pida una comida o bebida para llevar, podrá utilizar un contenedor reutilizable que después podrá devolver a cualquier otro punto de la red. Esta filosofía ya la están aplicando varias empresas del sector aunque ahora, en el marco de esta iniciativa, se está estudiando cómo fortalecer todo el circuito. Y sobre todo, si es posible crear infraestructuras compartidas entre diferentes empresas y productos. O incluso la creación de máquinas de retorno de envases.

La iniciativa trabajará para crear una red compartida de envases reutilizables en toda la ciudad

"La idea es ver cómo se pueden reducir los envases de un solo uso que se dispensan en bares y restaurantes y, en su lugar, fomentar el uso de recipientes reutilizables", comenta Fernando Rodríguez-Mata, director general de la alianza europea para la reutilización New Era. "Hay países donde la reutilización de envases está ya muy implantado, como en el caso de Francia y Alemania. España, en este sentido, sigue bastante a la cola. Catalunya, y más concretamente Barcelona, es el lugar donde más se ha avanzado en este sentido. Pero aún queda mucho trabajo por hacer", añade el portavoz de esta plataforma europea.

Cambio de cultura

El experimento de Barcelona arranca con un reto mayúsculo. "Aquí la gente todavía no está acostumbrada a los envases reutilizables, que tienen mucho que ver con la idea de compartir recursos", comenta Manuela Santoyo, de 'Vasovengo'. "Estamos demasiado acostumbrados a la dinámica de comprar un vaso, usarlo durante 10 minutos y tirarlo. Esto responde a la idea de propiedad y, sobre todo, a los circuitos de economía lineal. Pero no tiene por qué ser así. De la misma manera que compartimos bicis, también podemos compartir envases reutilizables para así reducir su huella ecológica", añade la portavoz de esta compañía, que en menos de un año y medio ya ha puesto en circulación más de 10.000 vasos en varias ciudades españolas.

"De la misma manera que compartimos bicis, también podemos compartir envases reutilizables para así reducir su huella ecológica"

Manuela Santoyo

Más allá del cambio de mentalidad de la población y de las empresas, los impulsores de este proyecto también reclaman más apoyo gubernamental para desplegar este tipo de iniciativas a gran escala. "Ahora mismo, lo único que tenemos es la red que ha creado cada una de las empresas por su cuenta. Ahora falta crear infraestructuras comunes que nos permitan seguir creciendo", añade Oriol Segarra Pol, fundador de 'Bumerang', una de las compañías españolas más grandes del sector. "El objetivo final es que tanto para la gente como para las empresas de restauración sea más fácil apostar por un envase reutilizable que no por los típicos de ‘usar y tirar’. Todavía hay mucho que hacer para conseguirlo pero vamos por el buen camino", añade el portavoz de esta compañía, que hasta ahora ya han conseguido evitar que más de 500.000 envases acaben en la basura