Simulacro de Protecció Civil

"Me ha pillado por sorpresa": 40 sirenas por riesgo químico suenan en Barcelona y su área

Las sirenas por riesgo químico suenan en Barcelona y otros 15 municipios en un nuevo simulacro

Así funcionan las alertas de Protección Civil en tu móvil: son anónimas y no afectan a tu privacidad

Alarma de simulacro de riesgo químico en la Zona Franca

VÍDEO: JAVIER PENA

Javier Pena Giner

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Protecció Civil ha realizado este miércoles, a las 11 horas, un simulacro de riesgo químico en 16 municipios catalanes del Barcelonès, el Baix Llobregat y el Vallès Occidental que se ha funcionado correctamente y, a la vez, ha cogido por sorpresa a algunos de los más de 430.000 ciudadanos que viven en este territorio. "Me ha chocado bastante", "no tenía ni idea", han explicado trabajadores de la Zona Franca que esta mañana han visto cómo sus móviles emitían una alarma (junto a un mensaje informativo) que ha ido seguida de la activación de cuatro señaes de sirenas. Un grueso de empleados se han sentido desconcertados y se han visto obligados a preguntar qué estaba sucediendo. En esta ocasión, han sonado las 40 sirenas de las zonas de riesgo químico de estas poblaciones, acompañadas de las alertas telefónicas. En una situación real, se habrían recibido las instrucciones de confinamiento.

Un total de 16 municipios y 54 centros educativos participan en una prueba para saber cómo actuar en un hipotético caso real

A diferencia de la desinformación que han acusado muchos vecinos, las escuelas estaban más preparadas, como así han demostrado los 54 centros educativos (con 23.000 personas entre alumnos, profesorado y personal administrativo) que han participado en la prueba. En concreto, se han sumado a esta simulacro 10 colegios de Cornellà de Llobregat y El Prat de Llobregat, seis de L'Hospitalet de Llobregat y Martorell y otros cinco de Sant Boi de Llobregat.

La de este miércoles ha sido la última de las pruebas de sirenas que se efectúa este año, después de las realizadas en el Camp de Tarragona y Terres de l'Ebre (20 de septiembre) y en diversos municipios del Aran, el Bages, el Berguedà, la Selva, el Vallès Oriental y al sector este del Vallès Occidental (18 de octubre). El objetivo de estas pruebas es que la ciudadanía conozca y recuerde el sonido de las sirenas por riesgo químico y transmitir el mensaje de confinamiento como medida general de autoprotección en el caso de accidente. De los tres simulacros realizados este año, este es el que ha afectado a una cifra más alta de ciudadanos.

Perplejidad en la Zona Franca

Uno de los lugares donde más se ha notado esta alerta ha sido en la Zona Franca, donde el aviso ha pillado por sorpresa a más de uno. "Es la segunda vez que presencio un simulacro de este tipo, pero hoy me ha sorprendido", afirma Joan Marc, que trabaja en la zona. "Cuando me ha llegado la alerta al móvil, sí que he dudado de qué podría ser al no saber nada, pero tampoco me he asustado, ya que no es el primero que he vivido", asegura.

La situación también ha generado perplejidad entre los peatones. "Me ha llegado la alerta al móvil y juntamente con la alarma de la sirena, ha sido un poco cargante, había mucho ruido", asegura Daniel Berguedà. Además, en muchos casos el sonido se ha acumulado en lugares de trabajo donde se concentraban varias personas. "Nos ha pillado a unos cuantos en el mismo sitio, por lo que nos ha empezado a sonar la alerta a todos a la vez y ha generado muchísimo jaleo", concluye Berguedà.

Protecció Civil se ha comprometido a crear unas encuestas para valorar las audiciones de las sirenas, así como las de las alarmas de los móviles en los territorios afectados por la prueba. Estos sondeos se podrán hacer a través del móvil de manera totalmente anónima, permitiendo saber si las sirenas se han escuchado y desde qué puntos.

"La prueba sirve para testear el sistema, pero también para que la población se familiarice con el sonido y esté preparada para una emergencia real", ha destacado la directora general de Protección Civil, Marta Cassany.