Polémica en el Mundial femenino

Iceta insta a Rubiales a "dar explicaciones y pedir excusas" por el "inaceptable" beso a Jenni Hermoso

Lluvia de críticas a Rubiales por un polémico beso a Jenni Hermoso

El beso de Rubiales a Jenni Hermoso

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El ministro de Cultura y Deporte en funciones, Miquel Iceta, ha instado este lunes 21 de agosto al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, a "dar explicaciones y pedir excusas" tras el beso en la boca a la jugadora Jenni Hermoso durante la celebración del Mundial, algo que considera "inaceptable". Iceta se suma así a las críticas de otros miembros del Gobierno, como las ministras Ione Belarra e Irene Montero, que directamente han calificado el episodio como "violencia sexual".

"Me parece inaceptable y ayer fue un acontecimiento deportivo, pero también vivimos un momento de igualdad, de derechos y de respeto hacia las mujeres. Hemos de ser especialmente cuidadosos en nuestras actitudes y nuestras acciones", ha explicado el ministro en declaraciones recogidas por Europa Press a RNE.

Para Iceta --quien ha apuntado que, pese a estar presente en el estadio, no vio ese beso en el momento, sino luego posteriormente en redes sociales--, el besar en los labios a una jugadora para felicitarla es "inaceptable" porque "todos merecemos un respeto".

¿Posible dimisión?

Al ser preguntado respecto a una posible dimisión de Rubiales, ha remarcado que "lo primero que hay que hacer es dar explicaciones y presentar excusas". "Eso es lo lógico y lo razonable, porque el momento de Sidney fue un momento de muchas emociones: precisamente quienes tenemos responsabilidades públicas hemos de ser extremadamente cuidadosos", ha señalado.

Iceta ha reiterado que se "está dando un mensaje a la sociedad y el mensaje es igualdad de derechos y respeto". "Y por lo tanto hay que evitar cualquier circunstancia que pueda interpretarse en clave de prevalencia, de que el que manda fuerza un beso", ha criticado.

El ministro ha insistido en que ahora le gustaría "escuchar las explicaciones" del presidente de la Federación de Fútbol y que también "pida excusas". "Probablemente cuando él vea las imágenes se dará cuenta de algo que quizá en el momento no tuvo presente", ha concluido.

El beso de Rubiales a Jenni Hermoso en la celebración sigue creando polémica

"Violencia sexual"

Montero y Belarra, dos ministras de Unidas Podemos, han sido más contundentes todavía contra Rubiales. "No demos por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo que pasa". Es una forma de violencia sexual que sufrimos las mujeres de forma cotidiana y hasta ahora invisible, y que no podemos normalizar. Es tarea de toda la sociedad. El consentimiento en el centro. Solo sí es sí", ha escrito en la red social X la ministra de Igualdad.

En la misma línea y compartiendo este último texto se ha expresado Belarra y ha sentenciado: "Lo que todas pensamos, si hacen eso con toda España mirando, qué no harán en privado. La violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar".

Desde la Generalitat han exigido incluso la dimisión de Rubiales. La 'consellera' de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, ha considerado que el beso de Rubiales es una "imagen gráfica de la cultura de la violación". "Tanto forzar un beso como justificarlo. Vergonzoso e intolerable", ha señalado la 'consellera'. Asimismo, en declaraciones a Catalunya Ràdio, la secretaria de Esports del Govern, Anna Caula, ha reclamado la dimisión del presidente de la federación: "No podemos tolerar ni pagar ningún precio por ser deportista de élite. La mirada al fútbol aún no es igualitaria".