Celebración controvertida

Lluvia de críticas a Rubiales por un polémico beso a Jenni Hermoso

¡España, campeona del Mundo!

Felicidad y lágrimas en una España histórica: "Somos campeonas del puto mundo"

El beso de Rubiales a Jenni Hermoso

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Polémica en la celebración de la victoria española en el Mundial femenino de fútbol este domingo en Sídney. Las imágenes más comentadas de la jornada han ocurrido durante la entrega de medallas y trofeo después de que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, le plantara un beso en la boca a la jugadora de la selección Jenni Hermoso.

Las jugadoras han ido pasando una por una por una pasarela donde estaban la reina Letizia, su hija la infanta Sofía, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el mismo Rubiales.

Cuando ha llegado el turno de la futbolista Jenni Hermoso, Rubiales, de 45 años, ha cogido de la cara a la madrileña y le ha plantado un gratuito e inesperado beso en la boca. "¿El beso con Jenni? Idiotas hay en todas partes. Cuando dos personas tienen una muestra de cariño sin importancia, no podemos hacer caso a las idioteces", se justificaba el presidente de la Federación ante las críticas.

Hermoso pide zanjar la polémica

La imagen no ha tardado en viralizarse en las redes sociales y los usuarios han sido muy críticos con la actitud y el gesto del dirigente deportivo. Sobre todo, después de que la propia jugadora se pronunciara al respecto en el directo de Instagram que han hecho festejando la victoria: “¿Pero qué hago yo? No me ha gustado, eh”.

Posteriormente,  en unas declaraciones facilitadas por la RFEF, Hermoso ha tratado de zanjar la polémica y ha pedido que no se de "más vueltas" al beso de Rubiales, "un gesto de amistad y gratitud"

"Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento", ha manifestado la jugadora.

"No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante", ha añadido tras el gran éxito en el Accor Stadium de Sídney. 

Rubiales quita hierro

Pero la polémica no ha terminado ahí. El presidente de la RFEF ha bajado a los vestuarios para unirse a la fiesta de las chicas y ha bromeado sobre los hechos. "Queremos comunicaros Jenni y yo que nos vamos a casar", ha anunciado entre risas, cogiendo del hombro a la jugadora. A continuación, ha informado que les regalarán unas vacaciones en Ibiza por su victoria y que allí celebrarán "la boda de Jenni y de Luis Rubiales", ha seguido con su incómoda broma.

A medida que han ido pasando los minutos, se han acumulado las críticas hacia las acciones de Rubiales, traspasando incluso fronteras, y han salido más vídeos sobre los comentarios en el vestuario y de un beso que tambien le ha dado (en la mejilla) a Olga Carmona mientras celebraba la victoria.

Beso de Luis Rubiales a Olga Carmona tras ganar el Mundial

Montero y Belarra: es "violencia sexual"

Las ministras en funciones de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2023, Ione Belarra, han criticado el beso que ha dado en los labios el presidente de la Real Federación Española de Fútbol y han tachado el gesto de "violencia sexual".

"No demos por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo "que pasa". Es una forma de violencia sexual que sufrimos las mujeres de forma cotidiana y hasta ahora invisible, y que no podemos normalizar. Es tarea de toda la sociedad. El consentimiento en el centro. Solo sí es sí", ha escrito en la red social X la ministra de Igualdad.

 En la misma línea y compartiendo este último texto, se ha expresado Belarra y ha sentenciado que la "violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar".

 "Lo que todas pensamos, si hacen eso con toda España mirando, qué no harán en privado. La violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar. Un abrazo a las CampeonAs!", ha escrito.

Del mismo modo, el Presidente de Asturias, Adriàn Barbón, ha indicado que "no hay justificación posible para un beso no deseado. Se pongan como se pongan algunos, es una absoluta falta de respeto y un abuso que ni el momento, ni la euforia, ni la alegría justifica.