Rescate

Carrera contra reloj para encontrar el sumergible del Titanic: “Hacemos todo lo que podemos”

Submarino Titanic: última hora del rescate, en DIRECTO

El multimillonario Hamish Harding, uno de los cinco desaparecidos en el sumergible del 'Titanic'

Idoya Noain

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Entre 70 y 96 horas. Ese es el tiempo que la Guardia Costera de Estados Unidos calcula que tiene de margen en su carrera contra el reloj para localizar con vida a los ocupantes del Titan, el sumergible con cinco personas a bordo que desapareció el domingo en aguas del Océano Atlántico una hora y 45 minutos después de iniciar iniciar su inmersión hacia los restos del Titanic.

Así lo ha explicado en una rueda de prensa en Boston este lunes el contralmirante John Mauger, portavoz de la Guardia Costera, en cuyas palabras y tono latían la sensación de emergencia y las complejidades logísticas y el reto que representa una operación de rescate de estas características, sin saber siquiera si el sumergible ha salido a la superficie o sigue bajo las aguas.

Desaparece en el Atlántico un sumergible con cinco personas a bordo que iban a explorar los restos del Titanic

“Es un área remota y es un reto conducir la búsqueda allí pero estamos desplegando todos los activos disponibles para asegurar que podemos localizar la nave y rescatar a la gente a bordo”, ha dicho Mauger. “Hacemos todo lo que podemos”, ha insistido en otro momento de la comparecencia ante la prensa.

Las 96 horas son el tiempo máximo para el que según OceanGate Expeditions, la compañía que organiza las expediciones turísticas, está dotado el Titan en términos de oxígeno y otras capacidades de supervivencia para responder en caso de emergencia. Dado que el sumergible perdió contacto el domingo con el ‘Polar Prince’, el barco en que se realiza el viaje desde St. Johns, en Terranova, hasta la zona de hundimiento del Titanic, a unos 600 kilómetros de la costa, esas capacidades podrían haberse reducido ya a las 70 horas de las que hablado este lunes el contralmirante Mauger.

Búsqueda en la superficie y bajo el agua

El limitado margen horario intensifica la presión para una operación ya de por sí enormemente compleja, en la que ni siquiera se ha podido determinar aún si el Titán salió de alguna manera a la superficie tras perder el contacto o si sigue sumergido.

De momento las autoridades trabajan con las dos posibilidades. A los dos aviones C130 desplegados inicialmente por Estados Unidos para hacer reconocimiento aéreo visual y con radares se ha sumado otro de la Guardia Nacional que ha despegado desde Nueva York. Canadá también ha enviado un C130, así como una aeronave P8 que tiene capacidades para búsquedas submarinas.

 El Polar Prince está colaborando desde la superficie y Mauger ha anunciado que en los próximos dos días se sumarán “más activos de superficie”, barcos que podrán aportar a la vez capacidades para búsquedas bajo el agua. Estas de momento se limitan a los sonares y boyas con sonares desplegados por el 'Polar Prince'.

Además, las autoridades están en contacto con barcos comerciales que operan en el área, y se espera que en los próximos días se sumen las capacidades tanto de esas embarcaciones como de las desplegadas por EEUU y Canadá.

Una vez que se localice el Titan, según ha explicado Mauger, habrá que “coordinarun rescate con la Marina de EEUU, las fuerzas Armadas de Canadá y el sector privado. Se tratará, ha explicado, de “entender mejor qué capacidades de rescate submarino está disponible” en caso de que el sumergible se encuentre bajo el agua.