TERRITORIO DISPUTADO

La detención de los agresores de los agentes españoles en Gibraltar elude el problema del territorio disputado

La jueza ha ordenado el apresamiento de los que apedrearon a los agentes en el istmo de Playa Levante, que España no considera gibraltareño

La detención de los agresores de los agentes españoles en Gibraltar elude el problema del territorio disputado
5
Se lee en minutos
Mario Saavedra

La Policía española ha detenido en La Línea de la Concepción (Cádiz) a seis de los presuntos autores de la agresión a dos agentes de aduanas españoles en una de las playas de Gibraltar. Lo ha hecho sin la colaboración de su contraparte gibraltareña, según informan a este diario dos fuentes conocedoras de la operación, que apuntan a que Gibraltar podrían haber entregado, por ejemplo, imágenes de cámaras de seguridad. La identificación de los contrabandistas que apedrearon a dos agentes en Playa de Levante se ha hecho gracias a los vídeos grabados con el móvil de una de las personas presentes en el asalto y al testimonio y ronda de reconocimiento de los dos agentes de Aduanas agredidos, informa la Policía Nacional. El Gobierno del Peñón ha asegurado en una nota de prensa, sin embargo, que la Policía Real de Gibraltar (RGP, en sus siglas en inglés) ha estado "en contacto" con la Policía Nacional española y que "como es habitual, las fuerzas del orden gibraltareñas estarán encantadas de colaborar ante cualquier solicitud de aportación de pruebas en estos procesos, como habitualmente ofrecemos en todos los casos". Añade que "se complace de que se vayan a producir acciones judiciales".

Uno de los dos agentes sigue de baja médica por las graves heridas en el rostro de las pedradas recibidas durante la agresión, según ha podido saber este periódico de uno de sus compañeros. Tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para reconstruir el área de la cuenca ocular. Por ello, se felicitan por las detenciones producidas, porque las agresiones "no pueden quedar impunes".

Cuando ocurrió el ataque, el pasado 3 de febrero, la tensión diplomática entre España, Reino Unido y Gibraltar alcanzó máximos, y todo en medio de las negociaciones del Tratado sobre el encaje de la colonia británica en territorio europeo tras el Brexit. Entonces, Fabián Picardo lo calificó como una "grave violación" de su soberanía y una "incursión". Los dos agentes españoles del Servicio de Vigilancia Aduanera encallaron en Playa Levante mientras perseguían a los traficantes de tabaco. Llegaron a disparar sus armas al aire, algo que el ministro Principal del Peñón calificó como "el incidente más grave y peligroso desde hace muchos años".

España reaccionó subrayando la españolidad de ese istmo (de unos 800 metros de longitud y separado de España por una valla de un kilómetro). Nunca fue cedido al Reino Unido ni bajo las condiciones del Tratado de Utrecht ni bajo las de ningún otro tratado. El Reino Unido dice que su soberanía sobre la sección sur del istmo se basa en la prescripción, es decir, un hecho consumado tras haber tenido esa zona bajo su control desde hace tres siglos sin que España lo hubiera reclamado.

La jueza ha tratado de eludir esa polémica. En la orden de detención, adelantada por InfoGibraltar, se guarda las espaldas: "No va a entrar esta instructora a debatir el problema existente y perenne sobre las aguas del territorio en el que nos encontramos", se lee en el texto, que recuerda que, en cualquier caso, "los atentados contra autoridades o funcionarios públicos españoles" pueden ser perseguidos incluso si se han producido "fuera del territorio nacional", según el artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Gibraltar dice que los hechos se produjeron "claramente" fuera de territorio español. "La legislación española establece que una agresión a ciudadanos españoles puede perseguirse en España independiente del lugar del mundo en que se haya producido", se lee en la nota. "Por lo tanto, las fuerzas y cuerpos de seguridad españoles pueden proceder con estos cargos en España a pesar de que se refieren a hechos que ocurrieron claramente fuera de España sin que surjan problemas de soberanía o jurisdicción". 

Los nervios están a flor de piel en la zona porque hay temor a cualquier factor que pueda añadir leña a una hoguera diplomática de difícil control. Las negociaciones para definir el estatus de Gibraltar dentro del espacio Schengen de la Unión Europea, como quiere Gibraltar y Reino Unido, y derribar la Verja, como quiere España, están estancadas. El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, dio una suerte de ultimátum a la parte británica el pasado mes de diciembre, asegurando que la propuesta española sobre la mesa es la última, y que la pelota está ahora sobre el tejado británico. Reino Unido y Gibraltar dicen que esa no es "la" propuesta, sino una propuesta, y que debe ser negociada punto por punto.

Operación policial

Los detenidos por la Policía han sido acusados de los delitos de lesiones, atentado grave a agente de la autoridad y contrabando de tabaco. Se les considera los principales responsables de los hechos ocurridos el pasado febrero, cuando dos agentes del SVA resultaron heridos con lesiones graves cuando pretendían abortar la incautación un alijo de contrabando de tabaco, según informa la propia Policía en una nota de prensa recogida por EFE.

Los hechos, que tuvieron una gran repercusión al hacerse público un vídeo de la actuación, se desarrollaron en el marco de la persecución que llevaban a cabo los agentes de Aduanas sobre una embarcación que portaba tabaco procedente de Gibraltar.

A consecuencia del fuerte temporal que arreciaba en ese momento en la zona, acabaron encallando su embarcación en la playa de Levante, en el litoral Este de Gibraltar, donde fueron recibidos a pedradas por los investigados, que les provocaron lesiones graves en el rostro, lo que precisó de una intervención quirúrgica.

La denuncia fue presentada en la Comisaría de La Línea de la Concepción por los responsables de la Agencia Tributaria y, una vez recuperados de las lesiones, los agentes agredidos fueron oídos en declaración en dependencias policiales.

Noticias relacionadas

Estas declaraciones de los afectados, junto a los reconocimientos fotográficos realizados y a la investigación realizada por los agentes del Grupo de Delincuencia Urbana adscrito a la Brigada Local de Policía Judicial han culminado con la identificación y detención de seis ciudadanos españoles como presuntos autores de los hechos.

La investigación continúa abierta para el total esclarecimiento de los hechos, así como la localización y detención de más personas responsables, las cuales se encuentran en busca y captura.