Violencia machista

Detenido el padre de las dos jóvenes paquistanís de Terrassa asesinadas en un "crimen de honor"

Detenido el padre de las dos jóvenes pakistanís de Terrassa asesinadas en un "crimen de honor"

FOTO Y VÍDEO: MARTA VIDAL / ACN

Guillem Sánchez

Guillem Sánchez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Ghulam Abbas, el padre de las dos hermanas asesinadas en mayo del año pasado en Pakistán, ha sido detenido este miércoles en Terrassa, tal como ha avanzado 'El País' y ha confirmado EL PERIÓDICO. Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional investigan la implicación del hombre en el engaño que provocó que las dos jóvenes viajaran al Pakistán, donde fueron torturadas y ejecutadas por sus familiares, que no les perdonaron que no hubieran colaborado para tramitar el papeleo que permitiría que los maridos con los que se habían prometido telemáticamente -en contra de su voluntad- viajaran a España para vivir con ellas.

Las dos hermanas paquistanís.

Las dos hermanas paquistanís. / POLICÍA DEL PUNJAB (PAKISTÁN)

Las hermanas Aneesa (21 años) y Arooj (24 años) vivían en Terrassa y eran originarias de Gujrat, en la provincia oriental paquistaní de Punjab. Las mujeres tenían pareja sentimental aquí pero su familia las unió a distancia con dos hombres paquistanís, que ellas rechazaban. En mayo, la familia, en connivencia con su padre, Ghulam Abbas, les contó que su madre, que había viajada dos meses antes a Pakistán, había enfermado. Las jóvenes viajaron para reunirse con su madre y allí fueron brutalmente asesinadas, víctimas de un mal llamado "crimen de honor"; primero las torturaron miembros de su familia y luego recibieron un tiro mortal en la cabeza mientras dormían. 

El cerco sobre el padre de las dos víctimas se ha estrechado gracias a la comunicación constante que ha existido entre la policía paquistaní y la Policía Nacional. La Fiscalía, a la luz de las informaciones procedentes de ese país, ha ordenado su arresto, que han llevado a cabo los Mossos, cuyos agentes son los responsables de la investigación en suelo catalán.

El domingo 22 de mayo, dos días después del doble crimen, la policía paquistaní arrestó a seis personas por la muerte de las dos hermanas. Entre los sospechosos de torturarlas y matarlas están los dos maridos (primos), el hermano de las víctimas y un tío. Según fuentes consulares, los sospechosos afrontan penas de prisión que oscilan entre los 25 años y la cadena perpetua

Los conocidos como crímenes de honor son habituales en el sur de Asia y suelen implicar a varones de una familia que vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la conservadora moral familiar de las sociedades locales.

El asesinato

Aneesa y Arooj aterrizaron en Pakistán el 19 de mayo. Ese día, por la noche, cenaron junto a toda la familia en la casa del tío en Gujarab, en una zona compleja del país asiático, más pobre, analfabeta y violenta que el resto. Durante esa noche o durante el día siguiente, las dos hermanas fueron torturadas y asesinadas por sus familiares porque se negaron a acatar las órdenes de tramitar la documentación que permitiría que sus maridos, a quienes unía un matrimonio forzoso, se instalaran junto a ellas en España.

Aneesa y Arooj habían viajado a Pakistán engañadas. Les hbían contado que su madre había enfermado. Al llegar, y negarse a hacer realidad un enlace no voluntario con sus primos –la ley islámica permite las bodas entre primos– trayendo a los hombres a España tal como deseaba la familia, las mataron. Arooj, según relató entonces el excónsul paquistaní de Barcelona, fue asesinada de un disparo ante su madre, que aseguró a la policía que trató de impedirlo. "La encerraron en una habitación y no vio la muerte de Aneesa, que también acabó siendo disparada", detalló el excónsul.

Las detonaciones alertaron a los vecinos, que llamaron a la policía. Cuando los agentes se personaron en casa del tío, hallaron a las dos hermanas muertas y a la madre encerrada en una habitación. Detuvieron a seis hombres, entre los que se cuentan al menos dos hermanos de Aneesa y Arooj, sus maridos y el tío, a quien los investigadores consideran sospechoso de orquestar cuanto ha sucedido. En la casa había también otro hijo de la misma familia, de tan solo 9 años.

Madre e hijo regresaron a España pocos días después del doble asesinato. El padre ha seguido haciendo vida normal hasta este miércoles, cuando los policías lo han detenido porque creen que participó del engaño en el que murieron sus dos hijas.