Presidenta de la Sala Cuarta del alto tribunal

Rosa María Virolés, magistrada: "No calificaría la justicia de machista, lo que pasa es que hay una tradición masculina"

David Castro

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

La Sala Cuarta o de lo Social del Tribunal Supremo es la única de las cinco del alto tribunal presidida por una mujer. El pasado octubre se jubiló María Luisa Segoviano y ahora le ha llegado el turno a Rosa María Virolés, que fue nombrada magistrada del alto tribunal en 2006, procedente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. EL PERIÓDICO DE CATALUNYA ha charlado con ella sobre la justicia y la acusación de "machismo" que desde ciertas esferas, como el Ministerio de Igualdad, se ha vertido sobre los jueces a raíz de la aplicación de la ley del 'solo sí es sí'.

¿Existe un techo de cristal en la justicia española?

Un techo de cristal así denominado yo diría que sí existe, porque llegar a un juzgado, llegar a un Tribunal Superior de Justicia, a una Audiencia Provincial quizá cuesta menos, pero lo que se ha llamado techo de cristal es ascender a altas esferas jurídicas y eso es un poco más difícil, porque tradicionalmente a las mujeres les cuesta más llegar. Si la pregunta es si existe un techo de cristal, existe, pero es superable.

¿Es machista la justicia?

Yo tampoco la calificaría directamente de machista. Lo que pasa es que hay una tradición digamos masculina y hace que todos vean las cosas de una manera que bueno... No se esperaba que hubiera tantas mujeres en la justicia. Ahora somos bastantes, entran más mujeres que hombres. En la carrera judicial en total somos 5.000 y de estos 5.000, 3.000 somos mujeres, pero si vamos mirando y desglosando el nivel o grado que ocupan pues vemos que en la cúpula judicial, en el Tribunal Supremo, somos bien pocas. En estos momentos, somos 14 de 79. Es un porcentaje bajo, teniendo en cuenta que hay 17 vacantes en el Tribunal Supremo, porque no se puede nombrar [por la prohibición al Consejo General del Poder Judicial -CGPJ- de hacer nombramientos mientras esté en funciones].

¿Cree que ha podido influir esto en la aplicación del 'solo sí es sí'?

¿Esto? No. En la aplicación del 'solo sí es sí', no. En cuestiones que están pendientes, 'sub iudice', no voy a entrar. Pertenecen a otra Sala [en referencia a la Penal] que no tiene nada que ver.

¿Hay previsión de cuándo se igualarán hombres y mujeres en el Tribunal Supremo, Tribunales Superiores y Audiencias Provinciales?

Los hay que son optimistas y dicen que en esta década se va a igualar, pero yo no creo que se iguale todavía en el Tribunal Supremo, porque si somos 14 de un total de 79, aunque haya alguna vacante y haya bajado algún hombre, es difícil llegar a igualarlo, pero quizá en 20 años sea posible. Algún día se igualará si se aplica la ley de igualdad, que es lo que se tiene que hacer.

Noticias relacionadas

¿Hay que reforzar la ley en la perspectiva de género en la carrera judicial?

Reforzarla no, quizá hacerla... De todas maneras todos los que están en juzgados sobre violencia tienen una formación específica sobre violencia de género. Esto es una realidad y en la Escuela Judicial se cuida muy mucho de que salgan realmente formados. Les puedo asegurar que tienen una formación muy extensa en esta materia.