Avanza la investigación

La hermana de niña asesinada en París, principal sospechosa

Cuatro personas siguen detenidas por la muerte de Lola, la colegiala de 12 años hallada sin vida dentro de una caja el pasado viernes

Una mujer enciende una vela al pie del edificio donde fue encontrado el cadáver de Lola, una niña de 12 años el el Distrito 19 de París.

Una mujer enciende una vela al pie del edificio donde fue encontrado el cadáver de Lola, una niña de 12 años el el Distrito 19 de París. / AFP/JULIEN DE ROSA

1
Se lee en minutos
France Presse

Cuatro personas, incluida la principal sospechosa, la hermana de la víctima, siguen bajo custodia policial este domingo como parte de la investigación abierta tras el hallazgo el viernes por la noche en París del cuerpo de Lola, una niña de 12 años que apareció en un baúl en el patio interior de su edificio situado en el distrito XIX. Según fuentes cercanas al caso, más allá de la hermana de la víctima, una mujer y dos hombres están siendo investigados por su relación con el caso. Ellas nacieron en 1996 y 1998 y dos hombres más mayores, uno de los cuales nació en 1979.

La principal sospechosa, interrogada el sábado por la mañana en Bois-Colombes (Hauts-de-Seine), podría sufrir trastornos mentales. Por ahora no se ha filtrado ningún indicio sobre su posible papel en el asesinato. Otros dos hombres que estaban bajo custodia policial, incluido la persona sin techo que descubrió el cuerpo de Lola, han quedado libres por ahora.

Muerte por asfixia

La autopsia realizada el sábado determinó que Lola había murió por asfixia. Los primeros hallazgos habían señalado que la víctima tenía importantes heridas en el cuello.

El caso saltó a la luz después de que un vagabundo de 42 años denunciara a la policía el hallazgo de una caja opaca que contenía el cuerpo de la adolescente. El cuerpo de la colegiala estaba oculto por telas. Junto a la caja había dos maletas de mano.

Noticias relacionadas

Los habitantes del distrito XIX han mostrado su tristeza y su consternación depositando numerosos ramos de flores y testimonios de homenaje al pie del edificio. Flores blancas, rosas y amarillas fueron colgadas en una de las puertas de la residencia ubicada en este distrito residencial y comercial del este de París.

En un murete a la entrada de la residencia donde vivía Lola con su familia también se han colocado pequeños ramos multicolores. El rectorado anunció el sábado que el lunes por la mañana se establecerán "células de apoyo psicológico para estudiantes y para el personal de la universidad, pero también para las escuelas de la zona".

Temas

París