Metereología y tráfico

La lluvia y el granizo provoca fuertes retenciones en la AP-7 a la altura de Tarragona

Las fuertes lluvias han provocado también el desvío de cuatro vuelos que tenían previsto aterrizar en el Aeropuerto de Reus

La lluvia y el granizo provoca fuertes retenciones en la AP-7 a la altura de Tarragona

Twitter/Alberto Montenegro

2
Se lee en minutos
El Periódico

La fuerte lluvia y el granizo está provocando fuertes retenciones en la AP-7 a la altura de Tarragona. Los atascos en esta via son casi de 10 kilómetros.

Las fuertes lluvias este martes en Tarragona han provocado también el desvío de cuatro vuelos que tenían previsto aterrizar en el Aeropuerto de Reus (Tarragona) y finalmente lo han hecho en el de Barcelona-El Prat.

Fuentes de Aena han explicado a Europa Press que la meteorología adversa ha provocado el desvío de esto cuatro vuelos que tenían prevista la llegada entre las 10 y las 12.30 horas y provenían de Manchester, Belfast, Londres y Dublín.

Protección Civil ha informado, en varios apuntes en Twitter, de que hay bandera roja en todas las playas de Tarragona, Altafulla, Vila-Seca, Creixell, Torredembarra y Vendrell (Tarragona), donde está prohibido el baño, y han pedido extremar las precauciones en esta zona por "tiempo violento".

Además, la tormenta, acompañada de piedra y viento, ha afectado a zonas frutales de las comarcas del Segrià y la Noguera, donde ha dejado agua, piedra y un fuerte viento en municipios como Alcarràs, Lleida o Torrelameu. La piedra que ha caído, muy mezclada con agua, era pequeña, en concreto de la medida de una lenteja y, en algún caso, de un garbanzo.

Noticias relacionadas

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) este martes estará marcado por el paso de un frente asociado a una vaguada que "dejará cielos nubosos en el tercio norte". Además, por la tarde "ayudará a la formación de nubes de evolución diurna que desembocarán en tormentas localmente fuertes en Pirineos y Catalunya" con chubascos que, según el portavoz de la Aemet, serán "intensos" y estarán acompañados de "rachas fuertes de viento" con "posibilidad de granizo".

La segunda quincena de agosto comienza con un "ambiente más fresco" que el que se ha venido registrado en lo que va de verano, según ha advertido el portavoz de AEMET, Rubén del Campo, quien ha precisado que en los próximos días se registrará un descenso de las temperaturas por debajo de los niveles habituales de esta época y se registrarán tormentas y lluvias localmente fuertes, especialmente en el noreste peninsular.