Trabajo del MIT

¿Qué posibilidades tengo de contagiarme de covid en un avión? Esto es lo que dice un estudio

  • En EE UU hubo 100.00contagios en aviones, entre junio de 2020 y febrero de 2021

Un pasajero consulta su teléfono en la cabina de un avión.

Un pasajero consulta su teléfono en la cabina de un avión.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los filtros HEPA de los aviones eliminan el 99,9% de las partículas como bacterias, hongos y virus del tamaño del coronavirus, según una infografía que publica en su web la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) de España, a propósito de la confusión creada sobre las aglomeraciones en el transporte aéreo o en la necesidad de la separación sanitaria a causa del covid-19.

“El avión es el transporte colectivo más seguro incluso en tiempo de covid-19”, señala como principio el mensaje de ALA. “El aire de los aviones está en permanente circulación y se renueva cada dos o tres minutos”.

Ahora, un nuevo documento se concentró en analizar la probabilidad de que, al principio de la pandemia de covid-19, un viajero aéreo nacional de EE.UU. contrajera el coronavirus durante el viaje en avión.

La atención de los especialistas se centró en el período de nueve meses desde junio de 2020 hasta febrero de 2021, un tiempo que excluye tanto los primeros meses de la pandemia, cuando los viajes aéreos en EE.UU. prácticamente se detuvieron, y el que comienza en marzo de 2021, cuando se aceleró el uso de las vacunas. Durante esos nueve meses no hubo consenso sobre la magnitud del riesgo de infección en vuelo.

El análisis, dirigido por académicos del MIT, ofreció un cálculo que, si bien las condiciones que se aplicaron en esa etapa de la pandemia de covid-19 difieren de las actuales, podría adaptarse a medida que ésta evoluciona. Los profesionales estimaron que la probabilidad de contraer covid-19 en un avión superó 1 en 1.000 en un vuelo totalmente lleno que duró dos horas en el punto álgido de la pandemia temprana, aproximadamente en diciembre de 2020 y enero de 2021.

Este parámetro se redujo a aproximadamente 1 en 6.000 en un vuelo con la mitad de la ocupación de dos horas cuando la pandemia era menos grave, en el verano de 2020. El riesgo general de transmisión desde junio de 2020 hasta febrero de 2021 fue de aproximadamente 1 en 2000, con una media de 1 en 1.400 y una mediana de 1 en 2.250.

Esta información difiere de las condiciones actuales. Ya no se requieren mascarillas para muchos pasajeros, por ejemplo los nacionales de EE.UU. Además, durante el período de análisis las aerolíneas solían dejar libres los asientos del medio, lo que ya no hacen; y las nuevas variantes de covid-19 se reportaron más contagiosas que el virus durante el período de estudio.

Noticias relacionadas

Si bien esos factores pueden aumentar el riesgo actual, la mayoría de las personas han recibido vacunas contra el covid-19, lo que podría servir para reducir el riesgo actual, aunque el impacto preciso de los inoculantes contra las nuevas variantes aún es impreciso. De todos modos, más allá del cambio de escenario, el estudio proporciona una estimación general sobre la seguridad de los viajes aéreos con respecto a la transmisión de covid-19 y ofrece una metodología que se puede aplicar a estudios futuros.

“Algunas aerolíneas estadounidenses en ese momento declararon que la transmisión a bordo era ‘prácticamente inexistente’ y ‘casi inexistente’, pero como muestra la investigación, había un riesgo perceptible. Por otro lado, los pasajeros tampoco se enfrentaban exactamente a las probabilidades de contraer el virus durante el vuelo. El objetivo fue exponer los hechos”, señaló Arnold Barnett, profesor de gestión en el MIT, experto en riesgos de la aviación y coautor del estudio.