Infraestructuras

El Gobierno se da entre cinco y siete años para desatascar la AP-7 y la AP-2 en Catalunya

La ministra Sánchez anuncia una inversión millonaria en nuevos carriles y enlaces que permitan aliviar el tráfico y reducir la siniestralidad

El Gobierno invertirá 1.050 millones de euros en siete años para mejorar la AP-7 y la AP-2 en Catalunya. Lo ha explicado la ministra Raquel Sánchez. En la foto, retención en la AP-7, a su paso por Bellaterra. / MANU MITRU / VÍDEO: ALBERT CADANET / ACN

4
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Este viernes 29 de julio está previsto que cerca de medio millón de coches huyan del área metropolitana de Barcelona. Si quieren evitar pasar la tarde sobre el asfalto, salgan antes de las 15 horas o más allá de las diez de la noche. Habrá lío; garantizado. A las puertas de esta operación salida, el Gobierno ha presentado un plan para mejorar la situación en la AP-7 y en la AP-2, autopistas en las que el tráfico se ha disparado desde el fin de los peajes, en septiembre de 2021. Se invertirán 1.050 millones para la mejora de accesos, nuevos carriles y conexiones; en un total de 42 actuaciones de las que 35 ya tienen el proceso en marcha. El proyecto requerirá, sin embargo, entre cinco y siete años de trabajos. Mientras tanto, paciencia, estrategia, gestión de los tiempos y consultar el estado de las carreteras antes de salir.

Los bomberos tratan de retirar un vehículo accidentado (sin víctimas) que meses atrás obligó a cortar la AP-7 a la altura de Montmeló

/ Manu Mitru

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha presentado el plan en la sede de la Delegación del Gobierno en Catalunya. Se ha esmerado en desmentir las acusaciones de inducción al tráfico, la teoría por la cual, cuantos más carriles dispongas, más vehículos se animarán a salir.

"El objetivo no es incentivar el uso de las autopistas, sino adaptarlas a la realidad actual y las necesidades del futuro". Lo que seguro fue un estímulo fue la eliminación de las barreras. Según datos del propio Gobierno, la AP-2 ha doblado el tráfico de automóviles y ha multiplicado por tres el paso de camiones, mientras que en la AP-7 hay un 40% más de coches y un 80% más de vehículos pesados.

El ahorro

La inversión de más de mil millones permitirá crear 223 kilómetros de nuevos carriles, de los que 160 ya están programados. La AP-7 norte tendrá un vial entre la frontera y la Jonquera, entre Hostalric y Montornès del Vallès y entre Montmeló y Parets del Vallès, mientras que en el tramo sur se ampliará la capacidad en la conexión con la B-23 y la AP-2, a la altura de El Vendrell, y se añadirá un carril entre L'Hospitalet de L'infant y Amposta. La inversión prevista para estos proyectos es de 687 millones de euros. El Gobierno estima que todas estas medidas supondrán un ahorro de 6,3 millones de horas al volante, así como una reducción del 15% de las víctimas mortales. Todo ello, llevado al terreno de la economía, incluida una reducción de 3.162 toneladas al año de emisiones contaminantes, supone un ahorro total de 170,2 millones de euros, siempre según cálculos del Ministerio.

Accidente de camiones por la niebla en la AP-2, en la localidad de Castelldans

/ ACN

Preguntada sobre el futuro de las autopistas, sobre si volverán a ser de pago, Sánchez ha dejado entrever que el modelo que se elegirá será el que ya se ha implantado en buena parte de Europa, es decir, el del pago por uso. Eso, sin embargo, ha aclarado, se consensuará antes con el resto de Administraciones. Aunque por el tono de sus palabras, parece claro que el momento económico no invita a poner ahora mismo sobre la mesa la posibilidad de mancillar un poco más los bolsillos del contribuyente. Todo ello genera una duda razonable sobre los plazos. Si todo está listo dentro de siete años, se supone que entonces ya se habrá implantado algún tipo de pago en las autopistas, con lo que el tráfico ya caerá de manera natural porque desaparecerá el incentivo de la gratuidad. ¿Tendrán sentido todas estas mejoras pensadas, básicamente, para aliviar la situación en la AP7 y la AP2?

Mejores enlaces

Noticias relacionadas

Además de ampliar carriles, el ministerio tiene previsto actuar en la mejora y creación de nuevos enlaces. En la AP-2, en Castelldans y Vimbodí. En la AP-7, en la conexión con la A-7 en L'Hospitalet de l'Infant y Tarragona Norte, en Ferran, en Roda de Berà, en el enlace con la C-51 a la altura de El Vendrell, en Banyeres del Penedès, en Sant Celoni-La Batllòria y en Figueres Centro. También está previsto, tal u como ha avanzado Xavier Flores, secretario general de Infraestructuras, crear tres nuevas áreas seguras de descanso para camioneros, una en la AP-2 y dos en la AP-7. El objetivo de todo ello, ha señalado este alto cargo, es "transformar la AP-2 y la AP-7 para que sean más resilientes, más funcionales, más seguras y más accesibles desde todo el territorio".

Mientras estas 42 actuaciones van llegando, las dos autopistas seguirán registrando inquietantes volúmenes de tráfico, agravados, en muchas ocasiones, por accidentes que, sin ser la mayoría graves, generan un colapso de campeonato. De hecho, aunque pasen el doble de coches por estas autopistas, lo cierto es que la cifra de siniestros con muertos y heridos de consideración en las carreteras catalanas ha caído un 21,3%. Eso, a pesar de que la cifra total de víctimas es muy similar a la de 2019.