Encuentro de Educación Digital Democrática en Barcelona

Tecnología en las escuelas: Ni McDonald's en el comedor, ni Google en el aula

XNet aborda del 12 al 14 de julio con expertos internacionales cómo el sistema educativo enfoca la educación digital

La plataforma ha impulsado un software pionero que es una alternativa real al uso del entorno de Google en los colegios

Alumnos del instituto de Pineda de Mar, manejándose en clase con ordenadores.

Alumnos del instituto de Pineda de Mar, manejándose en clase con ordenadores.

Montse Baraza

Montse Baraza

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Google y su entorno (gmail, drive, classroom, hangouts...) reinan en las escuelas catalanas. Prácticamente todos los profesores y alumnos utilizan estos aplicativos a diario para funcionar; ya sea para colgar tareas o apuntes o para entregar trabajos o hacer presentaciones. Para la plataforma ciudadana Xnet de protección de los derechos digitales el problema es que todo el contenido que se produce está en manos de Google. Advierten de que las escuelas no tienen control sobre él y los datos de los menores están a merced del gigante tecnológico. Un extremo que Google desmiente.

Xnet ha desarrollado una alternativa a la oferta de Google: un 'software' libre y auditable: Suite Educativa DD. Lo presentarán a nivel internacional en el primer encuentro internacional sobre educación digital democrática que se celebra en Barcelona desde este martes 12 de julio y hasta el jueves 14 de julio. Para quien no vea el alcance del problema, en Xnet utilizan una sencilla comparación: si como familias todo el mundo tiene claro que no quiere McDonald's en el comedor escolar, Google es el equivalente a nivel tecnológico en las aulas. Así que tampoco deberíamos querer, dicen, Google en las aulas. "Se trata de acabar con el monopolio de Google en las aulas. Vivir sin Google en la escuela", resumen.

La fundadora de Xnet, Simona Levi, subraya que la educación digital es prioridad en la agenda europea. "Y es más que desde un punto de vista tecnológico o utilitario. Hay aspectos humanísticos muy importantes. Estamos en la era digital y hay lagunas muy grandes en las competencias digitales", apunta. Recuerda que "internet no es Google", sino que es una red que nació "libre y neutral". Recuperar la idea de un acceso democrático a la digitalización en la educación es lo que defiende esta plataforma.

Soberanos de nuestros datos

Para Levi es clave la datificación. "¿Qué pasa si no somos soberanos de nuestros datos y de los contenidos que creamos? Escuelas e institutos generan cantidad de contenidos y no son dueños de su material", señala. "Esta soberanía en la educación se ha planteado ya a nivel de Comisión Europea". Busca evitar que en un futuro se usen datos para perjudicar a alumnos o profesores. "La gestión de esos datos puede dejar secuelas", advierte Levi. "No se trata de no usar los datos, sino de que no estén personalizados para evitar juicios de valor".

Se felicita de que la Suite DD impulsada por Xnet sea pionera en la creación del primer código abierto de software libre y sea "ejemplo para Europa". "El software libre siempre ha estado ahí, pero faltaba un uso real, que fuera alternativa real", señala Levi.

Como Google, la Suite DD tiene documentos de texto y documentos colaborativos, hojas de cálculo, chat, calendario, correo electrónico, moodle, y todas estas herramientas están en un mismo entorno. Xnet subraya que, a diferencia de Google, la Suite DD es auditable y ofrece interoperatividad. "La auditabilidad nos permite saber qué pasa con nuestros datos y contenidos. Y la interoperatividad nos ofrece la libertad para marcharnos a otro sistema si este no nos gusta e importar todo nuestro contenido. En el classroom de Google somos cautivos", explica Levi. "Esto es soberanía digital. Los colegios deben poder ver qué se hace con su material y con sus datos, decidir dónde se guardan y por cuánto tiempo los archivos. El colegio debe poder decidir", remacha esta activista.

La versión de Google

Desde Google, aseguran que esto no es así. "Somos auditables y por tanto ofrecemos recursos de seguridad, auditorías y certificaciones de terceros, documentación y compromisos jurídicos para ayudar en el proceso de cumplimiento", sostienen desde Google España. Asimismo, defienden que "son los usuarios, los centros, quienes son dueños de esos datos, no Google. Por tanto, Google no comparte información que no tenemos con terceros para ningún tipo de uso comercial".

Levi lamenta que hasta ahora las administraciones "no eran conscientes" de lo que significaba esto. La pandemia, que trajo las clases virtuales y un mayor uso de Google como plataforma educativa, ha supuesto un cambio. "Ahora ven que este (el del software libre) es el camino". Pero eso no se ha traducido aún en políticas ni en financiación. "Al principio, la Generalitat no se interesó, pero con el nuevo Govern ha habido un cambio de actitud y hay un interés", explica Levi. De hecho, el Departament d'Educació computa la asistencia a este curso como formación para los docentes.

Las escuelas Montseny y Baixeras, las pioneras

Las escuelas de primaria Montseny y Baixeras de Barcelona son dos de las once de la ciudad que, con el apoyo económico del Ayuntamiento de Barcelona, participan en el proyecto piloto de usar un sistema alternativo a Google. De hecho, ellas fueron las dos primeras. Durante este curso el alumnado de ambos centros --el resto de escuelas se ha ido incorporando a posteriori-- ha estado ya utilizando al cien por cien el nuevo sistema Suite DD. La coordinadora de informática del colegio Montseny, Mireia Gómez, lo valora positivamente. "Necesitábamos una alternativa. Los niños y niñas se han adaptado muy bien. El acceso es sencillo e intuitivo. Reúne en un mismo entorno, que recuerda estéticamente al de Google, herramientas auditables y de programario libre", explica Gómez, que ya no ve marcha atrás en esta manera de funcionar. "Ni la escuela ni las familias queremos depender de una multinacional como Google. Preferimos trabajar con empresas que no comercien con datos de menores. Y este es el camino", argumenta.

Lo mismo opina Joana Puig, jefa de estudios del colegio Baixeras, que asegura que la suite "ha ido muy bien y funciona perfectamente". Valora además que Xnet "introduce los ajustes y adapta el sistema a las necesidades de cada centro". En esta escuela, la privacidad y la seguridad del alumnado fueron los factores claves para dar el paso y decir "adiós a Google". "Nos preocupaba mucho la privacidad de los datos, las imágenes de los menores y los contenidos", apunta Puig. En el momento de hacer el cambio, explicaron al alumnado que lo hacían por su seguridad. Y aunque son niños y niñas de primaria, Puig considera que este paso dado por la escuela es una manera de que empiecen a tomar conciencia. Esta profesora lamenta que entre los adultos "todavía no hay suficiente conciencia" del uso y comercio de datos. "Aceptamos cookies y cedemos datos cada día sin pensar", advierte.