Los retos de la educación

Barcelona será durante una semana capital mundial de la educación superior

  • Acogerá la Conferencia de la Unesco, que se celebra cada década y que por primera vez sale de París

  • Más de 2.000 personas de 128 países asistirán presencialmente a las 42 mesas redondas y 30 charlas

De izquierda de derecha, Peter Wells (Unesco), Jaume Puy (Acup), Victòria Alsina (Govern), José Manuel Pingarrón (Gobierno), Jordi Martí (Ayuntamiento) y Josep Maria Vilalta (Acup).

De izquierda de derecha, Peter Wells (Unesco), Jaume Puy (Acup), Victòria Alsina (Govern), José Manuel Pingarrón (Gobierno), Jordi Martí (Ayuntamiento) y Josep Maria Vilalta (Acup). / JOAN CORTADELLAS

3
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Barcelona será la semana del 16 de mayo capital mundial de la educación superior gracias a dos eventos de primera magnitud: la Semana Mundial de la Educación Superior, del 16 al 20 de mayo, y la tercera Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO, del 18 al 20. Este último cónclave se celebra cada 10 años y por primera vez se realiza fuera de París. En estos días, más de 2.000 personas, entre estudiantes, docentes, académicos y legisladores, de 128 países participaran presencialmente en algunas de las 42 mesas redondas y 30 charlas que darán 429 conferenciantes y que integran un amplísimo programa. Además, más de 8.000 personas se han registrado para seguir los actos 'on line'.

"El mundo de la educación superior ha cambiado, y es casi irreconocible, desde la última Conferencia, y los grandes saltos se han producido particularmente en el número de estudiantes, la cooperación internacional y calidad educativa", ha subrayado el jefe de la División de Educación Superior de la Unesco, Peter Wells, este viernes en la presentación oficial del evento. En el marco de esta semana, la Unesco presentará el 'Nuevo Informe Mundial sobre la Educación Superior', elaborado por más de 90 expertos que han analizado cómo repensar las universidades. En este sentido, Wells ha señalado que al final de la semana de la Conferencia surgirá una hoja de ruta general y abierta que deberá servir de punto de partida para que cada país y cada universidad se plantee sus estrategias de cara a la próxima década y más allá.

En estos momentos, según datos de la Unesco, hay 235 millones de estudiantes matriculados en la enseñanza superior en todo el mundo, una cifra que se ha duplicado en los últimos veinte años y que volverá a duplicarse en la próxima década.

La Conferencia abordará con especial énfasis las desigualdades en el acceso a la educación superior (también en áreas de conflicto), estudiando aspectos como las brechas de género y el estatus de refugiado en relación con la condición de estudiante. Otros aspectos que se trabajarán son la cooperación internacional, la colaboración entre ciudades, sociedad civil y universidades, la formación a lo largo de la vida, la equidad y cómo ha de ser la universidad del futuro.

La organización de la semana ha ido a cargo a nivel local de la Global University Network for Innovation (GUNi), presidida por la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), con el apoyo del Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona. Todas estas instituciones han agradecido a la Unesco su apuesta por Barcelona y han expresado su deseo de que haya continuidad. En este sentido, la 'consellera' de Acción Exterior, Victòria Alsina, espera que la Conferencia sirva para cristalizar proyectos donde el Govern se pueda integrar, como un futuro Instituto Unesco especializado en educación superior.

Noticias relacionadas

Por su parte, el teniente de alcaldía de Educación y Ciencia, Jordi Martí, ha valorado el hecho de que este evento contribuye a la estrategia de la capitalidad científica a la que aspira Barcelona, "la ciudad que más erasmus recibe", y ha confiado en que la Semana sirva para "imaginar la ciudad como un gran campus". El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, ha subrayado que la cooperación "estrecha y leal" entre todas las instituciones implicadas, empezando por Gobierno y Govern, ha posibilitado un acto "de primera magnitud". Josep Maria Vilalta, en nombre de la ACUP, ha señalado que la elección de Barcelona "no ha surgido de la nada". "Tenemos una base universitaria potente y una red global universitaria, y se ha contado con la complicidad de todas las instituciones". Vilalta ha verbalizado el deseo de todos: "Tenemos una ciudad en condiciones para acoger la Conferencia y queremos ser referente en el ámbito universitario mundial".

Diversos colectivos como el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), la Associació d'Estudiants Progressistes (AEP), los Col·lectius Assamblearis d'Universitats, la CGT, la COS y la USTEC han convocado protestas en desacuerdo con la agenda de la Conferencia de la Unesco. Denuncian que el comité organizador les dejó fuera y estableció contactos con el sector empresarial y que la agenda se ha elaborado "sin un proceso de consulta amplio". Extremo que ha negado Wells, que ha subrayado que ha habido un "amplio proceso de consulta" con asociaciones de estudiantes, rectores, redes regionales. "Todo el mundo ha sido invitado", ha dicho.