Transporte público

El Govern refuerza el servicio de bus alternativo para paliar los efectos de las obras de Rodalies

Los autobuses nocturnos a Mataró y Terrassa avanzan media hora su puesta en marcha y la unión Vilafranca-Barcelona por carretera tendrá más frecuencias en hora punta

Usuarios de Rodalies, en la estación de Sants

Usuarios de Rodalies, en la estación de Sants / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

La coincidencia de distintas obras en la red ferroviaria catalana ha obligado a realizar importantes cambios en los horarios y frecuencias de paso de numerosas líneas. Todo empezó el 23 de abril y la mayoría de afectaciones se alargarán hasta febrero de 2023, aunque la transformación de la malla de trenes irá encarrilando proyectos que seguirán alterando el servicio. Ya se anunció un plan alternativo de transporte, pero este jueves, dos semanas después, el Govern anuncia un refuerzo de los autobuses, sobre todo en la franja nocturna.

Obres en Molins de Rei, en la Sagrera, en Montcada, en Sant Feliu, en el corredor mediterráneo entre Vilaseca y Castellbisbal, en Vilafranca..., aglomeración de proyectos que han introducido los horarios cadenciados, similares a los del metro, donde el usuario no memoriza llegadas de trenes sino que sabe que (en teoría) llega un convoy cada 15 o 20 minutos. Si no hay retrasos, claro. El refuerzo del servicio alternativo de buses se acompaña de algunos cambios de horarios nocturnos, puesto que ha habido muchas quejas ante la desaparición de determinados servicios cercanos a la medianoche. El último tren de la R1 pasaba a las 23.59 horas por la estación de Plaça de Catalunya y a partir del 1 de junio lo hará a las 23.30 horas. Misma situación en la R4, donde la línea se despide ahora de Barcelona a las 23.03 horas y antes lo hacía a las 23.56 horas. En junio partirá de la terminal a las 23.33 horas.

Paciencia agotada

En cuanto al bus, el servicio nocturno que une Barcelona con Mataró y Terrassa avanza desde este jueves su horario media hora. El primero saldrá desde plaza de Catalunya a medianoche. Según Ricard Font, secretario general del Departament de Vicepresidència, Polítiques Digitals i Territori, en el caso de la línea del Vallès permitirá conectar más y mejor sobre todo a los viajeros de Cerdanyola, puesto que los de Terrassa disponen de otros servicios metropolitanos de transporte en superficie, además de la línea de Ferrocarrils. Preguntado sobre la situación en Rodalies, Font ha dicho que a los usuarios "ya no se les puede pedir más paciencia porque la han agotado toda". "Lo que tenemos que pedirles -ha proseguido- son disculpas. El esfuerzo que estamos haciendo tendrá sentido si el servicio que podemos ofrecer después de las obras es mejor".

Usuarios de Rodalies, en la estación de Plaza Catalunya

/ Ferran Nadeu

Noticias relacionadas

Uno de los ejes que parece que más está sufriendo los cambios es el Vilafranca-Barcelona. El responsable de Territori ha avanzado un refuerzo de dos buses de refuerzo por sentido durante las horas punta. Font no ha querido hacer todavía una valoración global sobre cómo está funcionando el sistema con las obras y los cambios ya en marcha, pero ha señalado que no han notado por ahora que Rodalies esté perdiendo pasaje o que hay más congestión para entrar a la capital catalana en coche. Es decir, no parece que haya trasvase del tren al vehículo particular. Rodalies está todavía un 15% por debajo de la demanda previa a la pandemia, mientras que los autobuses que gestiona la Generalitat están un 1% por encima.

Otra de las medidas que ha anunciado Font es el refuerzo del servicio de autobuses entre Mataró y Barcelona, que a partir de verano, y y para siempre, incrementará el número de buses (dos por sentido) en hora punta matinal de manera que se oferten un 40% de plazas. Esta línea se planta en Glòries en 30 minutos gracias al carril bus de la C-31 y al túnel que perfora la plaza. Lo que no podrá ser, por ahora, es la ampliación de andenes de la estación de Arc de Triomf, largamente reivindicada por el Govern. El secretario general de Territori ha explicado que el Gobierno les ha prometido licitar la obra próximamente. Esto permitiría ampliar la capacidad de los trenes del Maresme hasta un 30%, lo que debería evitar las imágenes asardinadas de algunas mañanas laborables.