Nueva legislación

La OCDE reclama a España un ‘cheque bebé’ y una ley de familias

  • Derechos Sociales prepara una norma que apoye a unidades familiares con necesidades especiales e incorpore una ayuda universal por hijo

  • La organización propone un permiso paternal retribuido que de aprobarse podría usarse en casos de enfermedad del menor

Niños a las puertas de un colegio.

Niños a las puertas de un colegio. / Luay Albasha

3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

España ha recibido reiterados toques de atención por parte de la Comisión Europea para que fortalezca el apoyo a las familias, con el fin de atajar la baja tasa de fertilidad y el alto índice de pobreza infantil que existe en España. A estas recomendaciones se suma ahora la de la OCDE, organización internacional que en un libro blanco, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, aboga por la aprobación de una ley que ampare a todas las familias con mayores necesidades y no solo a las numerosas. Asimismo, pide analizar la puesta en marcha de una ayuda económica universal por hijo y de un baja paternal retribuida, en casos, por ejemplo, de enfermedad del menor, más allá de los permisos por nacimiento.

El libro blanco fue solicitado en el año 2019 por el entonces Ministerio de Sanidad; ha sido financiado por la Unión Europea y cobra ahora actualidad porque el Ministerio de Derechos Sociales trabaja en la aprobación de una ley de familias que precisamente reconozca la diversidad familiar y la necesidad de apoyos que tienen unidades familiares como las monoparentales, las de partos múltiples, las que tienen algún miembro con discapacidad o las familias LGTBI. Además, Unidas Podemos intentó que en los presupuestos de 2022 se incluyese una prestación universal por hijo (como un cheque bebé) y se ampliasen a seis meses los permisos de paternidad y maternidad. Sin embargo, fracasó en la negociación con el PSOE y avisó de que tratará de que ambas cosas se incluyan en la ley de familias.

Por ello, el pronunciamiento internacional supone un espaldarazo a las intenciones de Ione Belarra. De hecho, la ministra, en un acto en el que también participará Irene Montero; la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira; el comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicholas Schmit o el director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, Stefano Scarpetta, presentará este jueves el diagnóstico de la OCDE y sus principales recomendaciones. Un informe que llega también cuando las familias y diversas organizaciones han pedido que se cree una baja paternal para poder cuidar de los hijos cuando estos tienen covid o la clase entera está en cuarentena.

Bajo gasto social

En la parte de su análisis, la OCDE destaca que España tiene la tasa de fertilidad más baja de la UE, con 1,3 hijos de media en comparación con 1,5, el promedio europeo. Asimismo, afea que la legislación no contemple una definición básica y común de unidad familiar para otorgar beneficios o exenciones fiscales y que la pobreza infantil sea “muy alta”, con 19,3% de menores que viven en pobreza relativa en comparación con el 12,9% de promedio de la OCDE. Por último, critica el “bajo nivel de gasto social en familia e infancia”, dado que en 2019 se situó en el 1,3% del PIB frene a al 2,3% de media en la UE.

Por todo ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico propone “pasar de una ley de familias numerosas a una de familias con diversas necesidades”, que armonice las definiciones de unidad familiar y establezca criterios comunes para evaluar sus recursos económicos.   

Cierre de aulas o guardería

Asimismo, reclama al Gobierno español que “analice las implicaciones de introducir una prestación universal por hijo”, que proteja a las familias en el caso de fallecimiento de progenitores no casados y aumente el gasto social dirigido a familias de bajos ingresos.

Noticias relacionadas

Además, propone que se apruebe un permiso parental retribuido, que se podría utilizar para prolongar el periodo de cuidado del niño o cuando surja una necesidad específica como una enfermedad del menor o un cierre temporal de la guardería o colegio.

 Y, entre las medidas destinadas a mejorar la conciliación, reclama que se ofrezcan “programas extraescolares asequibles y de calidad” y se mejoren “los lugares de trabajo y las condiciones laborales de forma favorable a las familias”.