La lucha contra la pandemia

Catalunya mantiene la vuelta al cole el 10 de enero y Madrid se lo piensa

  • El departamento de Educació no tiene ninguna medida extraordinaria sobre la mesa pese a la variante ómicron

  • Gobierno y comunidades autónomas abordarán el reinicio de clases en una reunión el 4 de enero

Alumnos de sexto de primaria del colegio público Antaviana de Barcelona atienden en clase con mascarilla, el pasado junio.

Alumnos de sexto de primaria del colegio público Antaviana de Barcelona atienden en clase con mascarilla, el pasado junio. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Los alumnos catalanes volverán al cole tras el parón navideño el próximo lunes 10 de enero, tal y como está previsto en el calendario escolar. La Conselleria de Educació mantiene la fecha, pese a la sexta ola de la pandemia y el impacto de la variante ómicron, y no tiene sobre la mesa ninguna medida extraordinaria prevista en este sentido, según fuentes del departamento consultadas por EL PERIÓDICO.

Antes de que acabaran las clases, el 22 de diciembre, el 'conseller' Josep Gonzàlez-Cambray, ya descartó la idea de alargar las vacaciones de Navidad de los escolares para contener el virus. "El día 10 abriremos las escuelas. Aquí no hay debate porque los centros son lugares seguros. No nos planteamos alargar las vacaciones", dijo con rotundidad. Argumentó entonces que el curso pasado, cuando la vacunación no estaba tan extendida, se llegaron a confinar 3.300 grupos escolares "y mantuvimos las escuelas abiertas". Pues la idea es hacer lo mismo ahora.

La Conselleria de Universitats también tiene la idea de que las universidades retomen la actividad académica el 10 de enero y así se lo ha transmitido la 'consellera' Gemma Geis a los rectores en una reunión telemática celebrada este martes. En este encuentro, en el que también ha participado el 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, se ha acordado celebrar una nueva reunión el próximo 17 de enero para ver cuál es la evolución de la pandemia y tomar las medidas que se consideren necesarias. En todo caso, y tras el curso pasado, las universidades catalanas ya tienen planes sectoriales para adaptar tanto la docencia como los exámenes a un escenario híbrido o semipresencial.

Madrid, pendiente de los datos

En la Comunidad de Madrid, no son tan rotundos. En una rueda de prensa este martes, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha señalado que la Comunidad está estudiando los datos de brotes de covid en menores y en función de ello, "la próxima semana se tomarán las medidas que correspondan". Andradas ha apuntado que los casos en niños se estaban dando en la población no vacunada, básicamente alumnos de infantil y primaria. Si Madrid retrasara la vuelta al cole, sería un cambio respecto a las intenciones expresadas por la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que hace apenas una semana defendía la vuelta a las aulas con normalidad y que este martes señalaba que "vacunados, prevenidos y con otros datos hospitalarios, el covid debe empezar a ser tratado de otra manera", afirmación que no invita a pensar en pasos atrás, sino en todo lo contrario.

El asunto del reinicio de curso será objeto de una reunión intersectorial que Gobierno y comunidades autónomas celebrarán el 4 de enero en la Moncloa. El Ministerio de Sanidad es quien tiene competencia para decidir qué medidas deberían llevarse a cabo a nivel sanitario en los centros educativos, pero estas medidas han de tratarse conjuntamente con Educación en una intersectorial, como así se ha ido realizando desde el inicio de la pandemia.

Desde el ministerio que dirige Pilar Alegría insisten en que el porcentaje de aulas confinadas en la última semana ha sido del 1,54%, porcentaje todavía por debajo del máximo registrado cuando reabrieron los colegios en septiembre del año pasado. Además, estas mismas fuentes destacan que, a día de hoy, un tercio de la población infantil (entre los 5 y los 12 años) tiene ya la primera pauta de la vacuna contra la covid-19, por lo que la previsión que maneja Educación es que, a la vuelta de las vacaciones navideñas, la cifra de contagios baje.

La Sociedad Catalana de Pediatria se ha mostrado contraria a mantener las escuelas cerradas. Consideran que ha de ser el último recurso y que antes de llegar a ese extremo, las autoridades deberían decretar restricciones en otros ámbitos. "Alargar el periodo de regreso a los centros escolares ha de ser el último espacio a considerar en las medidas restrictivas para la contención epidemiológica de la pandemia, tal y como recomiendan organismos internacionales como la OMS o Unicef", señalan en un comunicado. Advierten de la "poca (nula) eficacia" que tendría retrasar la vuelta al cole tras las fiestas navideñas "si no se toman antes medidas restrictivas en otros ámbitos de interacción social en actividades no esenciales".

Noticias relacionadas

A 23 de diciembre, en Catalunya había 4 centros confinados de un total de 5.108 y 291 grupos confinados de 72.000. Esto supone un total de 74.945 personas confinadas; 71.687 eran alumnos y los 3.209 restantes eran personal docente.

En el regreso a las aulas, Educació mantiene las medidas de seguridad vigentes. Esto es, mascarilla obligatoria a partir de los 6 años --solo se puede retirar en exteriores si interactúa únicamente el grupo de convivencia estable--, distancia de 1,5 metros entre alumnos que no formen parte del mismo grupo estable, por ejemplo en el comedor, lavado de manos y entradas y salidas escalonadas.