Violencia machista

¿Qué hago si soy víctima de acoso callejero?

  • Saber identificarlo, pedir al agresor que cese, tomar notas o grabar la agresión son algunas de las medidas de seguridad que pueden aplicar las víctimas acosadas en la calle

¿Qué hago si soy víctima de acoso callejero?

Jesús Hellín / Europa Press

4
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

Aprovechando la cercanía en el transporte público, o en plena calle, en cualquier espacio público, son muchos los lugares donde las mujeres se han sentido agredidas, vejadas, o víctimas de agresiones físicas y sexuales. Según un informe presentado en abril de 2021, el 80% de mujeres de 15 países, entre ellos España, ha experimentado acoso callejero. La mitad de las españolas no se sienten seguras en un espacio público, evitan ciertos medios de transporte o no se cambian la ropa para evitar ser víctimas de este acoso en la calle.

¿Qué hay que hacer ante estas situaciones? Estas son algunas recomendaciones pero lo más importante es no sentirse culpable, la culpa no es de la mujer acosada si no del acosador. Es normal no saber reaccionar, tener miedo y paralizarse.

Identificarlo

El primer paso es saber que lo que está ocurriendo no es normal, es acoso. Este tipo de acoso puede ser verbal, como por ejemplo comentarios obscenos con connotación sexual o piropos. También están los ruidos, silbidos, besos, gestos o ruidos que pueden generar mucha intimidación. Además se cuentan el roce de partes del cuerpo, ya sean íntimas o no, y presión con el cuerpo de la víctima. También es acoso callejero los arrinconamientos, el acercamiento intimidatorio, la persecución (ya sea a pie o en otros medios de transporte), la exhibición de los órganos sexuales o la masturbación pública y la toma de fotografías o la grabación de una persona o algunas partes del cuerpo.

Establecer límites

La diferencia entre el acoso y la seducción es que la persona que toma la iniciativa no quiere que la otra se sienta incómoda y hay una intención de iniciar una conversación. Por ello, es importante decir que no te esta gustando esta situación. La plataforma Notienesmipermiso sugiere decir una frase cortante, pedir al agresor que se aleje, insistirle que está acosando y que quieres que pare de hacerlo.

Documentarlo

Una forma para conseguir que el agresor se aleje, o al menos una forma para poder denunciarlo, es documentar la agresión. En Notienesmipermiso insisten en la necesidad de grabar un vídeo con el móvil o tomar una foto donde se vea claramente al acosador y el lugar donde ha ocurrido la agresión. Una guía del Ayuntamiento de Barcelona también propone tomar notas de la situación vivida, como si fuera un diario. Es importante anotar la fecha, hora, descripción de los hechos, ropa o rasgos que puedan describir al agresor y posibles testigos que lo hayan podido ver. Es una fórmula para poder recordar más detalles a la hora de denunciar, y facilitar el trabajo policial y judicial.


Pedir ayuda

En caso que sea posible, es importante pedir ayuda, especialmente si hay una figura de autoridad. Podría ser un vigilante en el transporte público, profesorado, los trabajadores de un local o los conductores de autobús. En el momento, las personas que vean la agresión son muy importantes para poder denunciar al agresor e incluso detenerle. A posteriori, también es importante poder explicar la situación vivida a una persona de confianza o buscar servicios especializados de apoyo psicológico, médico o legal.

Denunciar

La ley del sí es sí, aprobada en 2020, define el acoso sexual como un delito. Si además el agresor ejerce violencia e intimidación se considera agresión sexual. Se considera violencia machista porque son comportamientos y acciones que afectan principalmente a las mujeres, sitúan a su cuerpo como un objeto de acceso público y están normalizados socialmente. Para denunciarlo, se puede hacer acudiendo a una comisaria de los Mossos d'Esquadra o de la Policía Local. En este caso, las notas y las grabaciones pueden ser muy útiles para dar con el acosador.


Noticias relacionadas

¿Qué hago si soy testigo de un caso de acoso callejero?

En caso de presenciar una situación de acoso, la plataforma Notienesmipermiso propone aplicar la técnica de las 5D. La primera es distraer al agresor, por ejemplo haciéndote pasar por un amigo o preguntándole la hora para que la agresión pare. La segunda es delegar, pedir la intervención de la figura de autoridad en el lugar. También puede ayudar documentar la agresión y ayudar a la víctima a desahogarse, apoyarla, reconfortarla. En caso extremo, recomiendan dirigirse e interpelar al agresor, y si éste responde ignorarlo, aunque sugieren hacerlo como último recurso para evitar la violencia. Un documento de la Generalitat también sugiere a los testigos hacerle saber al agresor que lo que está haciendo está mal, siempre de forma respetuosa y teniendo en cuenta si el espacio es seguro. Además, también insisten que es muy valioso que los testigos acompañen a la víctima a presentar denuncia.