Conducía sin permiso

Así actuaba un pincharruedas detenido por los Mossos en la AP-7 en Tarragona

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un pincharuedas en Tarragona que actuaba en la AP-7. El hombre, de 47 años, se había especializado en cometer hurtos a personas usuarias de esta autopista con el método de pinchar ruedas. Su manera de actuar siempre era la misma: mientras circulaba, avisaba a la potencial víctima de que tenía un problema en el vehículo y, cuando esta se paraba, aprovechaba la distracción para sustraerle las pertenencias.

Se trata de un vecino de l'Hospitalet de l'Infant (Baix Camp) y se le acusa de cuatro delitos de hurto y conducir sin tener el permiso.

El primer hurto que se le imputa tuvo lugar el 17 de septiembre en esta vía rápida a la altura de Salou (Tarragonès), cuando se acercó con otro vehículo a la víctima para alertarle que tenía un problema mecánico. Cuando esta bajó del coche para hacer las comprobaciones, se dio cuenta que le habían sustraído el bolso y una gran cantidad de dinero que llevaba en efectivo. El arrestado se llevó cerca de 9.000 euros en esta ocasión. Se calcula que el total de los objetos y dinero sustraído en los hurtos supera los 12.000 euros.

El segundo hurto tuvo lugar un día después también en la AP-7 pero a la altura de Reus. En este caso, el detenido avisó la conductora de otro vehículo de una avería y esta se paró en el arcén de la autopista. La víctima se dirigió con el hombre para comprobar el estado de los neumáticos y fue en aquel momento que este aprovechó para sustraer dos bolsos del interior del vehículo y huyó a gran velocidad. El botín tenía un valor de 825 euros.

Numerosos antecedentes

Acto seguido, el ladrón se dirigió a la C-31, a la altura de Viladecans (Baix Llobregat), para cometer el tercero de los robos. Utilizó el mismo método que en las últimas ocasiones y sustrajo objetos valorados en 1.048 euros.

El último y último de los hurtos lo consumó el 5 de noviembre de nuevo en la AP-7, a su paso por la localidad de Amposta (Montsià). El ladrón consiguió sustraer varios objetos valorados en 1.418 euros utilizando el mismo método de distracción. El detenido, con numerosos antecedentes policiales por delitos patrimoniales, pasó este miércoles a disposición judicial ante el juzgado en funciones de guardia de Reus. El juez decretó su libertad con cargos y una orden de no acercamiento a toda la AP-7 a nivel estatal, como ya había ocurrido en otras ocasiones.

Le prohíben acercarse a la AP-7

El titular del juzgado número 3 de Reus (Tarragona) ha prohibido al ladrón a acercarse a la AP-7 para proteger a las posibles nuevas víctimas. El juez expone que seleccionaba a sus víctimas "habitualmente entre los extranjeros que circulan en sentido sur", con "bastante dinero en efectivo y objetos de valor encima" al empezar las vacaciones.

Noticias relacionadas

También, como los Mossos d'Esquadra han ratificado que el ladrón era reincidente en esta práctica, el juez ha acordado la prohibición de acercarse a la autopista AP-7 o a sus áreas de servicio y tampoco podrá acceder a está vía rápida por ningún punto de su recorrido durante un año, o cometerá un delito de quebrantamiento de condena.

Pero, por su parte, los Mossos d'Esquadra han informado este jueves de que, además de los cuatro delitos de hurto, el detenido no ha obtenido jamás el carné de conducir.