Protesta para diciembre

¿Qué es la Euroviñeta, uno de los motivos de la próxima huelga de camioneros?

El sector del transporte ha anunciado un paro de tres días justo antes de Navidad

¿Qué es la Euroviñeta, uno de los motivos de la próxima huelga de camioneros?
1
Se lee en minutos
El Periódico

El sector del transporte está en pie de guerra. Hace unos días, el Comité Nacional de Transporte por Carretera anunciaba una huelga que se prorrogaría durante tres días y que se produciría justo antes de Navidad, entre el 20 y el 22 de diciembre, para denunciar "el estado de abandono" del Gobierno.

El comité ha explicado que, tras varios años de negociación alrededor del paquete reivindicativo, con temas como la prohibición de que los conductores realicen la carga y descarga de los camiones, la no implantación de la Euroviñeta, la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del coste del combustible y la construcción de áreas de descanso seguras para los profesionales, la paciencia del sector se ha agotado. Pero, ¿qué es la Euroviñeta?

Se trata de un sistema de peajes que se aplica al transporte pesado en carretera, y busca calcular la tasa de pago de un vehículo de grandes dimensiones en función de la distancia que recorra o las emisiones contaminantes que produzca. Su nombre viene dado por la pegatina que se pega en el cristal delantero del vehículo.

Razones medioambientales

La Euroviñeta se implantó por razones medioambientales y para poder hacer frente a los costes derivados del uso de las infraestructuras viarias.

Noticias relacionadas

Los gobiernos de la Unión Europea han aprobado la reforma de 'Euroviñeta' con el objetivo de sustituir gradualmente la tasa calculada en función del tiempo de conducción por otros factores que recogen mejor la huella ecológica, como la distancia o las emisiones de CO2.

La reforma ha sido adoptada como punto sin discusión en la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) y ahora debe ser aprobada también por el Parlamento Europeo antes de su entrada en vigor. Cuando esto suceda, los Estados miembros dispondrán de dos años para incorporarla a su legislación nacional.