Pesadumbre en la Isla Bonita

Los vecinos de La Palma rescatan sus recuerdos in extremis

  • La gran colada de lava ha arrasado en tres días al menos 190 viviendas, entre 300 y 400 explotaciones agrícolas y 500 metros de carretera del oeste de La Palma

  • El presidente del Cabildo advierte: "La zona del volcán no es segura"; pide evitar los traslados en coche

Desalojo de vecinos de Todoque por el avance de la lava del volcán de La Palma.

Desalojo de vecinos de Todoque por el avance de la lava del volcán de La Palma. / EL DÍA

8
Se lee en minutos
Verónica Pavés / Ramón Pérez

Todo lo que hoy está en pie en el oeste de La Palma, mañana podrá dejar de existir. Las pocas imágenes que la retina puede captar son los últimos vestigios de toda una vida para los vecinos de Todoque (1.279 habitantes) y Tacande (704), que contemplan sin poder hacer nada cómo las memorias de una vida se calcinan en roca basáltica a miles de grados de temperatura. La lava que emana del volcán de Cumbre Vieja avanza a pocos centímetros por hora. Con tal parsimonia que las familias de la zona durante la mañana aún tuvieron tiempo de rescatar algunas de sus pertenencias más preciadas antes de que quedaran sepultadas para siempre tan solo unas horas después. En el cruce de La Laguna, donde la población fue desalojada desde el estallido del volcán el pasado domingo, la Guardia Civil escolta a unos pocos a sus viviendas, algunas de ellas amenazadas por una lengua de fuego que por la mañana se encontraba a menos de 30 metros pero a la tarde ya lo recubría todo totalmente. La adrenalina corre por las venas de los vecinos mientras recogen algo de ropa, fotos, dispositivos electrónicos y herramientas que puedan ayudarles a rehacer su vida.

Toda ayuda es poca. Bomberos, efectivos del Cabildo insular, la Policía Nacional y otros miembros de las fuerzas y cuerpos del estado se aúnan para trabajar al unísono con los vecinos, para rescatar los recuerdos y el trabajo de una vida. El volcán sigue rugiendo con fuerza desde las entrañas de La Palma, quejándose de la cantidad de magma que aún alberga en su interior. Sin embargo, el sonido ambiente ha cambiado ligeramente. Al intenso ruido sordo que surge del interior del cráter que ya se puede visualizar en la zona, se unen unas pequeñas explosiones que emanan del roce de la lava caliente con casas o alguna balsa de agua o piscinas.

Casas engullidas por la lava

La lava que emana del volcán ya ha engullido a su paso 190 viviendas, pero las autoridades esperan que sean un millar y los daños ocasionados por esta escorrentía de productos volcánicos asciendan a más de 400 millones de euros antes de que el cauce de la gran colada de lava, que en las últimas horas se ha dividido en tres lenguas, alcance el mar. Una circunstancia que se demorará mucho más de lo que en un primer momento se había previsto. Y es que, muchos expertos consideraban que la llegada mar era inminente, sin embargo, la realidad geomorfológica de la isla se ha interpuesto en su camino. El terreno, a partir de Tacande, es mucho más llano, lo que está provocando que la colada se ralentice. Al menos eso ocurre en la boca principal, que ya va formando su propio cono volcánico y se comporta con un verdadero soplete de lava y piroclastos. La boca que le acompaña desde la noche del lunes –y que surgió a unos 600 metros de la primera–, por el momento, está soltando lava más líquida y desplazándose algo más rápido. La velocidad que ha adquirido es mayor que su gemela y empieza a arrasar lo que pronto dejará de ser el barrio de Tacande. A última hora de la tarde, la boca principal del volcan sufrió una nueva e importante erupción. Poco después, la lava empezó a salir por una nueva boca, la décima que se ha contabilizado, al norte de la primera y a tan solo unos metros de distancia de

200 evacuados más

Los vecinos desalojados como consecuencia de la aparición de una nueva boca eruptiva en Tacande oscilan entre 150 y 200 personas. El alcalde del municipio de El Paso, Sergio Rodríguez, detalló a Canarias Radio, que la evacuación se produjo por cuestiones de seguridad y sólo afecta a las zonas de El Espigón, Camino Nuevo y la parte alta de la calle Echedey. Las personas evacuadas se encuentran en pabellón Camilo León, a cubierto para evitar las lluvias de cenizas que ya afectan a la isla. La situación económica que deja esta erupción volcánica es de «auténtica ruina, se mire por donde se mire», según los pescadores y agricultores de la isla de La Palma. Los efectos de la lava han afectado por ahora a entre 300 y 400 explotaciones agrícolas, especialmente de plátano.

La ceniza viaja más lejos

Un cambio en la dirección del viento en la cumbre, como confirmó David Suárez, delegado provincial de la Aemet, generó ayer que las cenizas del volcán viajaran mucho más lejos de los dos kilómetros de perímetro que hasta ahora venían estando afectados. El azufre también se ha desplazado, provocando que llegara a olerse desde zonas alejadas al volcán. Tanto este gas como las partículas de cenizas son nocivas y contaminante con lo que la población debe protegerse de ellas, ya sea permaneciendo en casa con las ventanas cerradas o poniéndose mascarilla.

Ayuda a desalojados

En esta emergencia, que ha llevado a declarar la antigua ladera de Los Pelados, junto al barrio de Todoque como zona catastrófica, cualquier ayuda es de agradecer. La cadena de supermercados Spar, que es la principal de la isla de La Palma, cuenta con dos establecimientos en la zona afectada, en La Laguna y en Puerto Naos, que se prevé que la lava alcance en los próximos días, en los que está intentando recuperar todos los alimentos posibles antes de que llegué la colada de lava. Como explica José Gabriel Barreto, que es el director de la cadena, con estos alimentos será posible dar de comer a las personas que se encuentran evacuadas –casi de 6.000 tras evacuar el barrio de Tacande, en el Paso - para que puedan consumir «algo más que bocadillos».

Apoyo psicológico

Estrés, angustia y desesperanza. Son los sentimientos que más se repiten en la población que comprueba cómo los recuerdos de su vida quedan sepultados bajo la roca basáltica y las cenizas. En esta situación, los psicólogos se han volcado para dar su apoyo a la ciudadanía en esta primera fase de la emergencia. En este sentido, tanto la Asociación Canaria de Neuropsiquiatría y Salud Mental (ACN) como el Colegio de Psicólogos de Santa Cruz de Tenerife, han puesto a disposición sus recursos para la población. Para contactar con ellos se puede escribir un correo identificándose a secretaria.acn@hotmail.es, donde se gestionará una videollamadas con los expertos, o bien contactándo con el 600 756 760, 696 087 014 o 922 289 060.

El hospital retoma la actividad

El Hospital de La Palma retomó ayer su actividad habitual, tanto en intervenciones quirúrgicas programadas como de consultas externas y visitas a pacientes ingresados, que fueron aplazadas de manera preventiva para garantizar la capacidad de respuesta del centro tras la erupción volcánica registrada este domingo por la tarde en la Isla. La reorganización de actividad se adoptó con carácter preventivo para garantizar la capacidad de actuación del centro ante un eventual incremento de actividad derivada de la erupción volcánica. Tras valorar la situación actual, y superadas las primeras horas de emergencia sin que se hayan registrado incidencias sanitarias de gravedad, se ha decidido la reanudación de la actividad.

Tres nuevos hidroaviones

Entretanto continúan llegando a La Palma refuerzos para ayudar en las tareas de evacuación y en la extinción de los incendios que ocasione la erupción del volcán, entre ellos tres nuevos hidroaviones forestales desplazados este martes por el Ejército del Aire y miembros de cuerpos de bomberos forestales y urbanos. Además, hoy llegarán a la isla nuevos efectivos la Unidad Militar de Emergencias (UME), después de que el lunes se desplegaran en La Palma 60 miembros del Segundo Batallón con sede en la base de Sevilla, que elevaron el contingente a 180 efectivos y 57 vehículos.

Cortes de carreteras

Las carreteras se siguen cerrando a medida que amplía el perímetro para salvaguardar a la población de los efectos del volcán. El consejero de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, Borja Perdomo, aseguró que hay «algunas vías ya se han visto afectadas por la erupción». «La lava ha sepultado más de 500 metros de vía, como ha ocurrido en la carretera de Tacande, ya ha pasado la LP-2 y, próximamente, se espera que pueda llegar a la zona de Todoque», añadió Perdomo. En cuanto a las vías que siguen cortadas este martes en La Palma debido a la erupción del volcán, estas son: LP-2 desde el cruce del Sombrero hacia Las Manchas, también se mantiene cerrada la carretera de Tacande, la de Puerto Naos, Todoque y la que va desde Laguna hacia Tazacorte, esto incluye la LP-211 que sube hacia la zona del Secadero, en el municipio de El Paso.

Noticias relacionadas

Abstenerse curiosos

El fenómeno natural es tan poco común que ha llamado la atención de cientos de curiosos que bien se desplazan desde otros lados de la isla o bien viajan desde otras islas para ver la espectacular salida de lava desde la dorsal de Cumbre Vieja. Sin embargo, La Palma ya se está encontrando problemas por albergar a tantas personas, y el primero ocurrió el pasado lunes, cuando el regreso de los curiosos a la zona este de la isla se juntó con el desalojo de los vecinos de Tacande. En la carretera que une ambas partes de la isla de manera directa se formó una ratonera. De ahí que el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, haya querido mandar un mensaje a la ciudadanía para que desistan de acudir a ver el volcán como si de un espectáculo se tratara. «La zona del volcán no es segura», sentenció el presidente insular haciendo alusión a la nueva actividad del volcán. «La sociedad debe evitar en la medida de lo posible acercarse a la zona en vehículos, principalmente para que los equipos de seguridad puedan realizar sus labores con normalidad», sentenció.