Escalada de LGTBI-fobia

Catalunya suma ya 189 agresiones homófobas en lo que va de año, las mismas que en todo 2020

Las entidades alertan de que más de la mitad de los delitos de odio no se denuncian

Manifestantes en València protestan por el asesinato de Samuel Luiz en A Coruña, el pasado junio.

Manifestantes en València protestan por el asesinato de Samuel Luiz en A Coruña, el pasado junio. / Jorge Gil

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

A falta de un trimestre para que acabe el año, Catalunya ya ha registrado este 2021 un total de 189 agresiones homófobas, las mismas que se produjeron en todo 2020, según cifras del Observatori contra l'Homofòbia. Entre estas agresiones homófobas, se incluyen incidencias, insultos, malas praxis o agresiones propiamente dichas, según explica el presidente del observatorio a este diario, Eugeni Rodríguez. Hoy a las 20 horas hay una manifestación en Barcelona que sale de la plaza Universitat para denunciar las últimas agresiones LGTBI-fóbicas de Madrid, Toledo, Castellón, Melilla, Sant Celoni y València.

Igualar a estas alturas de 2021 el número de agresiones homófobas producidas en 2020 es preocupante. Es verdad que el año pasado hubo un confinamiento de dos meses y medio, pero el Observatori contra la Homofobia ya alertó en su momento de que el cierre domiciliario había disparado las incidencias de LGTBI-fobia en Catalunya. El año pasado estas crecieron un 20% con respecto al 2019. Se prevé que este año finalice con aún más agresiones homófobas que el anterior, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de las agresiones contra el colectivo LGTBI en los últimos meses. El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, ha avisado este miércoles de que hay grupos que salen a "cazar" homosexuales en Catalunya.

La brutal agresión homófoba que acabó con la vida de Samuel Luiz, un joven gay de 24 años, en A Coruña el pasado 3 de junio provocó tal conmoción, que las manifestaciones de repulsa se sucedieron por toda España. El 'caso Samuel' puso luz sobre esta escalada de agresiones homófobos en España. Aunque inicialmente la Policía descartó el móvil homófobo (una multitud lo apaleó hasta la muerte presuntamente porque pensaron que Samuel los estaba grabando con el móvil), la investigación acabó confirmando que antes del asesinato hubo una discusión e insultos homófobos, como "maricón de mierda". La investigación policial también determinó que existió un ensañamiento con Samuel por parte de lo que calificaron como una "jauría humana". Fueron detenidas un total de seis personas por este asesinato.

En Barcelona, causó también mucho rechazo la agresión de la playa del Somorrostro, el mayo pasado. Varios homosexuales fueron golpeados y uno de ellos padeció una fractura en la mandíbula y tuvo que ser operado en el Hospital Vall d'Hebron. En este grupo había una pareja heterosexual que no fue atacada, un hecho relevante que refuerza la tesis de que el resto fueron golpeados por su condición sexual. Los testigos subrayaron que los hombres fueron objeto de una "violencia gratuita", es decir, sin que mediara provocación alguna por parte de las víctimas. El Ayuntamiento de Barcelona anunció hace dos días que comparecerá como acusación popular por esta presunta agresión homófoba.

Noticias relacionadas

La última agresión de este tipo en España la sufrió el fin de semana pasado un joven trans, de 21 años, en València. Fue atacado por otro joven tras llamar a un grupo "guapis todes" (término sin referencia de género, es decir, inclusivo, equivalente a guapos). El agresor se levantó y le preguntó si le estaba llamando "maricón". A partir de ahí comenzó una discusión en la que, según el relato del joven agredido, acabó marchándose pero su acompañante se quedó: "Cuando me fui, me dieron un puñetazo por la espalda y cuando volví a por mi compañero, me dieron otro puñetazo en la boca", ha manifestado a 'Levante', del grupo Prensa Ibérica.

Pero ha habido muchas más agresiones homófobas y las denunciadas son solo la punta del iceberg, según las entidades. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) denunció en junio, con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia que más de la mitad (55%) de los delitos de odio que se comenten contra el colectivo LGTBI no se denuncian. Así, lo revela el informe de delitos de odio de 2019 de FELGTB del que también se desprende que de los 756 delitos de odio que llegaron a conocimiento de FELGTB o sus entidades en 2019, solo un 15% se denunció a la policía y solo un 3% se puso en conocimiento de la fiscalía.