Relevo episcopal

Xavier Novell dejó el obispado de Solsona por una relación con una psicóloga

Su actual pareja publicó hace unos años novelas de temática erótica, y el obispo dimisionario busca ahora trabajo como ingeniero agrónomo en Manresa

El obispo Xavier Novell saluda a los fieles en el Palau Episcopal de Solsona

El obispo Xavier Novell saluda a los fieles en el Palau Episcopal de Solsona / Bcn

3
Se lee en minutos
Roger Junyent

Xavier Novell sorprendía el pasado 23 de agosto al anunciar su renuncia al cargo de obispo de Solsona. Lo hacía por unos motivos «estrictamente personales» de los que no daba más detalles. Ahora, casi dos semanas después de la renuncia, ha trascendido que el motivo fue que el exobispo mantiene una relación sentimental con Silvia Caballol, una psicóloga y escritora bagenca, según ha avanzado el portal 'Religión Digital' y confirmaron a 'Regió 7' fuentes del entorno de la pareja, que también ha afirmado que no quieren hacer declaraciones al respecto.

El exprelado y su pareja se llevan 14 años. Novell, que con 41 años, en 2010 se convirtió en el obispo más joven de España, tiene ahora 52 años mientras Caballol nació en 1983 en Súria (Bages).

La pareja estaría residiendo actualmente en Manresa y el exprelado ya estaría buscando trabajo en una cooperativa leridana ya que, aparte de su formación religiosa, es ingeniero agrónomo.

Por su parte, Caballol es licenciada en psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), universidad donde también ha cursado un posgrado en Psicología de la Salud. Además, ha hecho incursiones en el mundo literario y ha escrito al menos dos novelas de temática erótica, una de ellas con referencias satánicas. Se trata de' Trilogía Amnesia' y 'El Infierno en la Lujuria de Gabriel'. Uno de los puntos donde presentó este último título fue durante la semana de Sant Jordi de 2017 en la biblioteca de Súria. Caballol es madre de dos hijos, fruto de una relación con un ciudadano de Marruecos, donde también vivió durante un tiempo.

A partir de ahora, y por el hecho de tener pareja, queda por ver qué relación acaba teniendo Novell con el obispado, ya que si bien renunció al cargo de obispo, en la actualidad es obispo emérito y no consta que haya abandonado el sacerdocio.

Novell presentó su renuncia fundamentada en el artículo 401.2 del Código de Derecho Canónico, que determina que la Santa Sede puede aceptar la dimisión de un obispo en "el caso de enfermedad o si por alguna otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desarrollar el cargo". Este hecho, junto con los motivos "estrictamente personales" alegados por el emérito no hicieron más que sembrar dudas sobre qué había llevado a Novell a dimitir, un gesto que no es nada habitual en la Iglesia católica. En un primer momento ya parecieron descartados posibles motivos de salud del obispo, tanto por la curia del obispado de Solsona como por el hecho de que lo más habitual, en caso de problemas médicos, es que los obispos pidan una dispensa temporal del cargo.

También se había especulado con que entre los motivos de la renuncia figurasen presiones del colectivo LGTBI por sus comentarios homófobos, la presión por su posicionamiento hacia el movimiento independentista o simplemente, tal como se ha confirmado este fin de semana, la voluntad de Novell de empezar una nueva vida en pareja, incompatible con el ejercicio como obispo.

Un obispo polémico

Noticias relacionadas

Durante los años en que Xavier Novell fue obispo de Solsona tuvo que hacer frente a diferentes polémicas por su posición respecto a la homosexualidad, el aborto y también el hecho nacional. Cuando fue nombrado, hace más de una década, se hizo popular rápidamente por sus apariciones en medios de comunicación al ser, con 41 años, el obispo más joven del Estado. Después se encargó de mantener esta popularidad entre sus feligreses con visitas frecuentes a sus parroquias. 

Aunque de joven Novell había manifestado algunas opiniones contracorriente, como la posibilidad de un celibato voluntario o de cambiar el papel de la mujer en la Iglesia, en los últimos años había hecho manifestaciones de un tono conservador, como por ejemplo en su postura sobre la homosexualidad, que hicieron que incluso la comunidad LGTBIQ celebrase su dimisión, y también con sus críticas al aborto. Por otro lado, obispos españoles tambén le reprocharon su postura respecto al movimiento independentista, ya que él mismo anunció que iría a votar en el referéndum del 1-O de 2017.

Temas

Religión