Posible delito de homicidio imprudente

Investigan a 4 miembros de club de buceo Segur por la muerte de dos buceadores

  • La actividad era un 'bautismo' de buceo y las dos víctimas iban equipadas con trajes de buceo

La playa de Segur de Calafell, en una imagen de archivo.

La playa de Segur de Calafell, en una imagen de archivo. / ACN / GEMMA SÁNCHEZ

1
Se lee en minutos
EFE

La Guardia Civil investiga a cuatro personas de un club de buceo de Segur de Calafell (Tarragona) por un posible delito de homicidio imprudente en la muerte de dos alumnos de submarinismo ocurrida el pasado 8 de agosto cuando realizaban su 'bautismo' en este deporte.

Los dos hombres, de 50 y 56 años, fallecieron ahogados cuando practicaban submarinismo en aguas cercanas al puerto de Segur de Calafell junto a un grupo de varias personas, con un club de buceo de esta localidad.

Según informa este viernes la Guardia Civil en un comunicado, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de este cuerpo en Tarragona investiga a cuatro personas del club de buceo por la muerte de estas dos personas.

Después de algo más de una semana de investigación y tras la realización de los pertinentes informes técnicos, la Guardia Civil ha obtenido los "indicios suficientes para presumir la comisión de dos delitos de homicidio por imprudencia en el que estarían implicados cuatro personas relacionadas con el citado club".

El presunto "incumplimiento" de varios preceptos de la normativa que regula la actividad de buceo y una "posible mala planificación y equipamiento inadecuado podrían haber sido determinantes en el ahogamiento de dos de los participantes" en esta actividad conocida como "bautismo" de buceo.

El cuerpo armado ha puesto en conocimiento del Juzgado de Instrucción número 5 de El Vendrell (Tarragona) las conclusiones de su investigación.

Tras producirse el ahogamiento de estos dos hombres, la Guardia Civil activó sus unidades de policía judicial, Servicio Marítimo y especialistas en buceo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas GEAS para practicar las diligentes pertinentes.

Noticias relacionadas

La autopsia determinó que las dos víctimas -un hombre 50 años vecino de Vilafranca del Penedès (Barcelona) y otro de 56 años, vecino del Vendrell (Tarragona)- murieron ahogadas.

La actividad era un 'bautismo' de buceo y las dos víctimas iban equipadas con trajes de buceo, con sus correspondientes pesos, y botellas de oxígeno, pero carecían de elementos de flotabilidad.

Temas

Buceo