La investigación continúa

Nuevas pistas del 'caso McCann': Madeleine fue asesinada en Portugal y no trasladada a Alemania

  • El fiscal del caso afirma tener pruebas de que Christian Brueckner mató a la niña y confía en resolver el caso

Gerry y Kate McCann, con una foto de Madeleine, en el 2007.

Gerry y Kate McCann, con una foto de Madeleine, en el 2007. / EFE / SOEREN STACHE

Se lee en minutos
El Periódico

La policía alemana sigue con las investigaciones para aclarar el 'caso McCann'. Según publica en exclusiva el diario británico 'The Mirror', la policía cree que Madeleine McCann fue asesinada en Praia da Luz (Portugal), donde pasaba unas vacaciones con sus padres, y que el principal sospechoso, Christian Brueckner, no la trasladó a Alemania como en principio se creía. Así lo ha explicado el fiscal del caso, Hans Christian Wolters.

Madeleine McCann, que ahora habría cumplido 18 años, desapareció el 3 de mayo del 2007, días antes de cumplir 4 años. Pasaba junto a sus padres, Kate y Gerry, unas vacaciones en la costa portuguesa cuando desapareció de la habitación del hotel donde dormía.

El fiscal Wolters asegura que tienen "evidencias concretas" que probarán que Bruecker mató a Madeleine, pero ha rechazado dar detalles. Sí se ha mostrado convencido de que resolverán el caso: "Soy optimista. Creo que resolveremos el caso", ha dicho.

Brueckner, de 44 años, cumple una condena de siete años de cárcel por la violación de una mujer de EEUU de 72 años en el Algarve portugués en el 2005.

El pasado julio, la Policía alemana registró y excavó una parcela en las inmediaciones de Hannover (centro del país) en busca de los posibles restos de la niña. El fiscal Wolters ha descartado que Brueckner la enterrara allí porque en el momento del crimen todavía no era propietario de este terreno.

Amplio historial delictivo

Noticias relacionadas

Brueckner tiene un amplio historial delictivo, con unos 17 casos, desde agresiones a robos o asuntos relacionados con drogas pasando por abusos. Su primer juicio por un delito sexual fue en 1994, cuando tenía 17 años, cuando fue condenado en Baviera por abusar de un niño. El último caso relacionado con menores fue un proceso por tenencia de pornografía infantil en 2016.

El sospechoso vivió y trabajó entre 1995 y 2007 en el sur de Portugal, donde habría cometido varios delitos, robos en hoteles y apartamentos y la violación de la anciana estadounidense. La señal de su teléfono móvil lo ubica cerca del lugar en el que desapareció Madeleine. Se mudó en las semanas alrededor de la desaparición de McCann y volvió a Alemania, donde cometió crímenes vinculados con el narcotráfico.