Continúa el despliegue

La Policía que busca a las niñas desaparecidas en Tenerife investigan el rastro de veleros y yates

  • Los agentes barajan la posibilidad de que el padre haya huido hacia África o Sudamérica

La madre de Anna y Olivia difunde un vídeo de las niñas, desaparecidas en Tenerife. / VIDEO: EL DÍA

Se lee en minutos
D. G. (El Día)

La Guardia Civil investiga el rastro de varias embarcaciones de recreo que estuvieron cerca de la costa de Tenerife en la madrugada del pasado 29 de abril, el día de la desaparición de Tomás Gimeno y sus hijas de uno y seis, años, Anna y Olivia. Fuentes cercanas al caso confirman a 'El Día' -diario de Prensa Ibérica, editora de EL PERIÓDICO- que se está siguiendo la pista de diferentes veleros y yates, con las características adecuadas para poder realizar un viaje desde Canarias hasta África o Sudamérica, que pudieran ser sospechosas, al haber permanecido en una zona próxima al archipiélago en la noche en la que el padre desapareció junto a sus hijas.

Entre ellas, se encuentra un velero que merodeó sin rumbo fijo entre Gran Canaria y Tenerife, para después partir hacia Cabo Verde. Pero esta no es la única embarcación que ha llamado la atención de los investigadores. En la zona en la que se ha centrado la investigación en el mar, -situada en la costa tinerfeña entre Santa Cruz y Arona-, hubo presencia de muchos barcos con capacidad suficiente para partir hacia el continente africano y sudamericano, en los que podría haber huido Gimeno con sus hijas.

Sin embargo, este seguimiento es un trabajo complejo debido a la extensión del propio océano Atlántico y las dificultades para geolocalizar y seguir a todas las embarcaciones que pudieron pasar por esa zona aquella noche. Por lo que a pesar de contar con expertos en la materia y tecnología, basándose en diferentes sistemas oficiales de localización de embarcaciones, este seguimiento por ahora no ha dado frutos.  

Ayer sábado, cuando se cumplieron once días desde su desaparición, prosiguió la búsqueda de las pequeñas y de su padre, sin que haya aparecido todavía ningún indicio concluyente que permita descartar alguna de las hipótesis con las que trabajan los investigadores.

De esta manera, el operativo continúa centrado en tres líneas de investigación. La primera de ellas es determinar qué ocurrió en las 18 horas que transcurrieron entre las 00:30 de la madrugada del miércoles 29 de abril, el momento en el que Gimeno salió del puerto deportivo Marina de Tenerife, y las 18:00 de la tarde de ese mismo miércoles, cuando su lancha, Esquilón, apareció a la deriva y sin ancla a una milla de El Puertito de Güímar. Para ello, los investigadores están tratando de rastrear la señal del teléfono móvil de Gimeno, desde donde mandó mensajes de despedida a sus padres y a la madre de las niñas para advertirle que no las volvería a ver. Los investigadores tratan de determinar el punto exacto en el que quedó a la deriva su embarcación para poder acotar la búsqueda que se está realizando en el mar.

Los agentes estudian no solo la corrientes, -cuyo efecto es más impredecible ya que influye la distancia a la que se esté de la costa-, sino también los vientos, que esos días soplaron dirección norte-noreste, por lo que empujarían cualquier objeto que estuviera en esa zona hacia al litoral que va desde Güímar hacia Punta Salema y en especial hacia la costa de Arico.

Los barcos de búsqueda trazan líneas consecutivas paralelas o perpendiculares a la costa, conformando calles, que no tienen otro objetivo que el de realizar un rastreo minucioso de la zona para tratar de localizar cualquier indicio que pudiera servir para dar con el paradero de los desaparecidos.

Análisis de sus movimientos

De momento, no se han hallado movimientos sospechosos en las cuentas de Gimeno y la inspección de las fincas del desaparecido también han resultado infructuosas.

Noticias relacionadas

La madre de las pequeñas, Beatriz Zimmermann, ha difundido a través de las redes sociales a lo largo de los últimos días varias cartas y vídeos. El primer mensaje lo trasladó el domingo 2 de mayo a través de una carta en la que se mostraba convencida de que las niñas estaban bien. El martes 4 de mayo difunde un tierno vídeo de Anna y Olivia solicitando que se compartiera lo más posible para que su imagen llegara a más rincones del mundo. El pasado viernes 7 vuelve a difundir una nueva carta en la que agradece el apoyo de la ciudadanía y le pide a Gimeno que desista.

El caso ha tenido una dimensión internacional y ha sido divulgado por medios de Estados Unidos, Latinoamérica, Reino Unido o India, a raíz de que la organización policial Interpol publicó en su página de internet las fotos de Olivia y Anna, advirtiendo de que presuntamente habían sido secuestradas por su padre.