Día Internacional contra el 'bullying'

Radiografía del acoso escolar en España

  • Un 22% de los padres saben que su hijo ha sido acosado, mientras que un 28% de los menores reconocen haberlo vivido

  • La edad en la que se observan más acosadores y acosados es a los 12 años

Radiografía del acoso escolar en España
Se lee en minutos

Sara Aguilera

Ir a la escuela o al instituto puede convertirse en un reto diario para muchos menores. De hecho, el acoso escolar es una problemática muy arraigada en la sociedad que deja un reguero de daños para la persona que pueden perdurar en el tiempo. Con motivo del Día Internacional contra el Acoso Escolar, fijado en el calendario para este domingo 2 de mayo, ofrecemos algunos datos clave sobre cómo se presenta el 'bullying' y su situación en España a partir de varios estudios. El más reciente, del 2021, 'Dilo todo contra el bullying' - de la plataforma Educar es Todo-, publicado esta semana, y otros realizados con datos de 2017 y 2019.

El impacto del 'bullying'

El acoso escolar sigue teniendo un impacto muy grande entre los jóvenes que frecuentemente ocultan este hecho a sus padres y profesores. Mientras que un 22% de los padres dicen saber que su hijo ha sufrido acoso, el porcentaje es mayor cuando se les pregunta a los hijos.

Las formas del 'bullying'

Insultos, amenazas, chantajes, difamaciones, rumores, golpes, hacer el vacío... Estos son algunos de actos que muchos menores sufren en su día a día por parte de uno o varios compañeros. Existen distintos tipos de acoso, pero el más común es el insulto y la ofensa a través de las palabras.

El 'ciberbullying' es una tipología más de acoso escolar y se basa en trasladar este acoso a las redes sociales, correos electrónicos o móviles. Cada vez más el 'ciberbullying' se cuela en la vida de los menores, especialmente para las niñas, que representan 7 de cada 10 casos. Solo hay que ver que el ciberacoso a menores se disparó con el aumento del uso de dispositivos electrónicos durante el confinamiento.

De este modo, es importante reconocer cuándo estamos ante un 'ciberbullying' para poder actuar en consecuencia. Adopta distintas apariencias: mensajes ofensivos y amenazas, suplantación de identidad, publicación de información, vídeos o imágenes comprometidas, robo de una cuenta personal, perfiles falsos, etc. 

Impacto en el territorio

Esta problemática varía en proporción según la zona de España. En concreto, se detecta un mayor número de casos en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía, Canarias y en la provincia de València.

El perfil de los protagonistas

El acosador acostumbra a ser una persona con muy poco autocontrol e impulsiva, con la necesidad de dominar a la persona de la que abusa y que tiene remordimientos ni empatía. Además, es poco tolerante a la frustración y tiende a ser o bien popular entre los alumnos o bien a producirles miedo. El menor acosado, en cambio, suele mostrarse inseguro y con una baja autoestima. También puede tener dificultades en sus habilidades sociales, ser poco popular entre sus compañeros…

Los propios alumnos detectan que el acoso puede ocurrir por distintos motivos, especialmente por considerar, según manifiestan, que la persona agredida "es diferente" y por la agresividad del acosador, aunque para el 'ciberbullying' se destaca más un "me tiene manía" o "le tiene manía".

Existen factores que pueden empujar a un menor, sin ser consciente de ello, a atacar a otro. Los profesores detectan mayoritariamente que ciertos aspectos, como la presión del grupo de amigos, influyen directamente en el desarrollo de un acto de acoso.

El impacto en el menor

Sufrir acoso en las aulas, o fuera de estas, genera sentimientos de indefensión, sumisión e inferioridad. De hecho, en muchos casos la salud mental y física de quien vive violencia escolar es atropellada, llegando incluso, según Save The Children, a quedar afectada de por vida. Además, el rendimiento escolar y el ambiente del centro educativo también pueden quedar perjudicados.

La actuación

Desde el mismo centro escolar se puede prevenir y actuar ante un caso de acoso, y para ello existen, por ejemplo, protocolos de actuación y teléfonos de consulta para dudas sobre la intervención. Aun así, los docentes tienden a emprender acciones distintas dependiendo de si se trata de un acoso escolar dentro del colegio o instituto, o de uno fuera de este, de un 'ciberbullying'.

Noticias relacionadas