Un error de cálculo obliga a tirar decenas de dosis de Pfizer en Gijón

Un sanitario, con una vacuna contra el covid

Un sanitario, con una vacuna contra el covid / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

Marián Martínez

Más de un centenar de viales de Pfizer se “tiraron a la basura” en la noche del pasado viernes en el Palacio de los Deportes de Gijón, según confirmaron fuentes sanitarias. Al parecer, eran aproximadamente las tres de la tarde cuando se dio la orden de que se prepararan más vacunas de las personas que figuraban citadas, y cuando finalizó la jornada “sobraban para haber vacunado por lo menos a más de cien personas, seguro”, aseguró uno de los profesionales consultados y presentes en aquel momento.

Algunos sanitarios que participaban en el proceso de vacunación indicaron que se planteó la posibilidad de inmunizar a otras personas que hacían cola por si conseguían la inoculación. “Vino un chico de unos treinta tantos años y enfermo de cáncer y pidió que le vacunásemos. Como no figuraba en el listado, se le dijo que no podía ser. Hubo quien propuso que se llamara a personas de actividades esenciales, pero no se permitió”, lamentan.

Noticias relacionadas

Los sanitarios consultados confirmaron que "es la primera vez" que se tienen que tirar vacunas. "Pero es indignante. Son vacunas que si no se hubieran cargado, se hubieran podido volver a meter en el congelador e inocularlas mañana. Pero al estar en las jeringuillas, no queda más remedio que tirarlas", lamentaron.

Las personas citadas ayer para vacunarse pertenecían al tramo etario de 70 a 79 años. "Se podrían haber vacunado a más de 100 personas con lo que se tiró. Y es todavía más indignante cuando había gente esperando a ver si se podían vacunar, pero que al no estar en las listas, hubo que negársela", aseguraron sanitarios que participaron en el proceso.