La pandemia en Catalunya

Bares y restaurantes de Catalunya podrán abrir ininterrumpidamente hasta las 17.00

Se amplía al 30% la presencialidad en la universidad y se permiten las extraescolares más allá de la educación primaria

Las nuevas medidas entrarán en vigor el 8 de marzo y se mantendrán durante 7 días, hasta el 15 de marzo

Una terraza abierta en una plaza de Gràcia, en Barcelona.

Una terraza abierta en una plaza de Gràcia, en Barcelona. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

Montse Baraza

El Govern ha acordado eliminar las franjas horarias diurnas de apertura de bares y restaurantes, que podrán abrir ininterrumpidamente de 07.30 hasta las 17.00 horas a partir del lunes 8 de marzo, según han anunciado la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, y el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, en una comparecencia tras la reunión del Procicat. No se incluye en esa relajación de las restricciones la franja nocturna, de modo que por las noches las medidas se mantienen como estaban: los locales solo podrán abrir para servir comida para llevar o a domicilio. Se mantiene el cierre comarcal y el toque de queda. Estos ajustes entrarán en vigor el lunes 8 de marzo y se mantendrán durante 7 días, hasta el lunes 15 de marzo.

Vergés ha insistido en la necesidad de "seguir muy alerta". "Mantenemos el grueso de las medidas pero con algunos ajustes. Será con una vigencia de 7 días. Veremos de semana a semana cómo evoluciona la pandemia", ha subrayado la 'consellera'.

Otras novedades: se aumenta al 30% la presencialidad en las universidades, se amplían las extraescolares y actividades de ocio más allá de la educación infantil y primaria, es decir a jóvenes de secundaria, bachillerato y ciclos formativos. Se permite abrir los vestuarios de gimnasios y centros deportivos con medidas de precaución y con un uso racional. Asimismo, se podrán retomar las actividades deportivas federadas a partir de 16 años. Se retoman las actividades en centros cívicos al aire libre para mayores de 60 años y con máximo de 6 personas. También se levanta la prohibición de actos culturales con presencia de público en museos, galerías de arte, salas de exposiciones, bibliotecas y archivos con una limitación del 50% del aforo. Finalmente, las reuniones de un máximo de 6 personas ya no deberán ser de un máximo de dos burbujas.

En el ámbito de las residencias, Salut prevé salidas ilimitadas para los residentes de los geriátricos que estén vacunados y sigan las medidas de seguridad. El plan sectorial de las residencias también contempla recuperar las visitas con franjas horarias.

Las universidades deciden

Preguntada por la presencialidad universitaria, Vergés ha dejado a las universidades decidir cómo aplican ese 30% del aforo permitido. En un principio, estaba previsto que el 8 de marzo recuperaran la semipresencialidad los alumnos de segundo, que se sumarían así a los de primer curso. Con el ajuste anunciado este jueves, queda en manos de cada universidad catalana decidir cómo distribuye ese aforo del 30%.

Con este ajuste, el Govern atiende parcialmente las peticiones del sector de la restauración y la hostelería. El Gremio de Restauración de Barcelona había pedido al Ejecutivo que se superara el modelo de franjas horarias implantado hace semanas y les permitiera recuperar la apertura continuada de todo el día hasta el toque de queda, a las 22.00 horas, también en los bares y restaurantes de los centros comerciales. Hasta ahora bares y restaurantes podían abrir en dos franjas: la de desayunos (de 07.30 a 10.30) y la del mediodía (13.00 a 16.30). Ahora se elimina el cierre entre ambas y se amplía media hora la franja del mediodía, hasta las 17.00. No se podrá, por tanto, salir a cenar en un restaurante.

Respecto a la Semana Santa, el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, ha señalado esta mañana que el Procicat no lo ha abordado aún. Sin embargo, este miércoles Catalunya pactaba con València mantener el cierre entre autonomías para impedir viajes entre comunidades durante la Semana Santa. Asimismo, el Ministerio de Sanidad ha pedido a las autonomías que mantengan el cierre perimetral durante esos días.

"Dar aire para destensionar"

Te puede interesar

Sàmper ha defendido la necesidad de dar "aire" a la ciudadanía y a los negocios en las medidas sanitarias por el covid-19, con reaperturas escalonadas que permitan llegar con buenos datos epidemiológicos a la Semana Santa. "Yo, desde Interior, he dicho que hay una tensión social que hemos visto en las calles, y seguramente este aire del que habló el doctor Josep Maria Argimon colaborará a destensionar", ha argumentado el 'conseller'.

Mientras unos pugnan por recuperar una cierta normalidad y, con ella, trabajo e ingresos, expertos como Magda Campins, jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, de Barcelona, ha vuelto a llamar a la prudencia a la hora de flexibilizar las restricciones. A su juicio, "la desescalada ha de ser muy lenta porque, si no, corremos el riesgo de una cuarta ola". De hecho, aunque todos los indicadores epidemiológicos están mejorando y la presión hospitalaria baja, las ucis siguen aún muy llenas (520 personas) de enfermos que necesitan tiempo para superar la fase más aguda de la covid-19.