La UAB investiga un brote de covid en la Vila Universitària

Un total de 24 estudiantes habrían dado positivo en coronavirus y una veintena de ellos esperan el resultado de la prueba PCR

Aspecto de la Vila Universitaria de la UAB, en una imagen de archivo.

Aspecto de la Vila Universitaria de la UAB, en una imagen de archivo. / Josep Garcia

Se lee en minutos

El Periódico

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) investiga la posibilidad de que se hayan producido al menos 24 contagios de covid-19 en la Vila Universitària, el complejo de pisos de estudiantes del campus de Bellaterra. Además, una veintena más de estudiantes estarían pendientes de saber los resultados de las pruebas PCR que se les han realizado para saber si también tienen coronavirus, según una información que publica el diario 'Ara' y ha confirmado EL PERIÓDICO.

Según el citado medio, el Departamento de Salud de la Generalitat ha informado a la universidad del brote para que abra un expediente e investigue el origen de los contagios. Los estudiantes que han dado positivo, según estas fuentes, y los que todavía no han recibido el resultado de las pruebas se encuentran aislados en pisos vacíos del complejo y la mayoría tienen síntomas leves o son asintomáticos. Sin embargo, no pueden salir de sus habitaciones.

A la espera de conocer los resultados de la investigación abierta por la UAB, en las redes estudiantes del campus ya se han manifestado y algunos han reconocido abiertamente el "descontrol" que había en la Vila.

Te puede interesar

La UAB, como el resto de las universidades catalanas, a partir de este segundo semestre, que comenzaron sobre el 22 de febrero, solo permite el acceso a sus estudiantes para clases prácticas y exámenes a partir de segundo curso,. Las clases presenciales han quedado restringidas únicamente a los alumnos de primero, tal como aprobó el Procicat el pasado día 5.

También la Vila Universitària, que acoge a estudiantes e investigadores que vienen de lejos, tiene un perfil de ocupación bajo porque muchos estudiantes de grado habían regresado a sus lugares de origen ante la suspensión de clases.