No se esperan grandes cambios

Catalunya aplaza la decisión sobre nuevas restricciones para tener "datos consolidados"

Los responsables de Salut ya han avanzado esta semana que no se esperan cambios significativos

El propietario de un bar de Poblenou recoge las mesas al acabarse el tiempo para servir desayunos.

El propietario de un bar de Poblenou recoge las mesas al acabarse el tiempo para servir desayunos. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

El Periódico

El Govern ha decidido aplazar la reunió del Procicat de este jueves en la que se debían decidir nuevas restricciones a partir del lunes, 22, cuando acaba la prórroga de las restricciones vigentes para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Según ha explicó ayer el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, los responsables de la desescalada se tomarán unas horas más para decidir cómo afrontan la nueva fase hasta tener "datos consolidados". Por tanto, este jueves no habrá reunión ni la posterior rueda de prensa, y se espera que pueda retrasarse hasta este viernes.

La decisión se ha tomado teniendo en cuenta que en los últimos días se ha producido una subida de la Rt y un cierto frenazo en la disminución de casos. Fuentes del Departamento de Salud han explicado que prefieren tener "datos consolidados" para tomar una decisión, y han recordado que la resolución vigente acaba domingo.

Los investigadores de la UPC del grupo Biocomsc han alertado de un frenazo de la bajada de casos y han apuntado que habrá que vigilar si esto se consolida y acaba parando la buena tendencia de los últimos días. En este sentido, avisan de que "no hay margen en las ucis para una subida de casos". "Por favor, minimicemos la interacción social al máximo", ha pedido el grupo, que remarca que no es posible saber qué factor ha tenido más peso en este frenazo, si las nuevas medidas, la actividad por las elecciones o la nueva variante. En todo caso, los investigadores han constatado que el ritmo de contagios subió del en torno a 0,8 hace dos semanas en el entorno del 0,9 la semana pasada.

Noticias relacionadas

En este contexto de lento descenso, ahora más ralentizado incluso, no se espera que las medidas cambien de forma significativa, como han ido insistiendo esta semana la 'consellera' de Salut Alba Vergés y el secretario de Salut, Marc Ramentol, expectantes ante la posible extensión de las variantes británica y brasileña del virus, que son más contagiosas. Ambos insisten en que la presión hospitalaria sigue siendo altísima, y ya han advertido de que la posible flexibilización será "con contención".

Los sectores más pendientes de las nuevas medidas son el comercio y la restauración. Las superficies de más de 400 metros cuadrados, así como los centros comerciales, está cerrados desde la Navidad, y el resto de comercios considerados no esenciales no pueden abrir los sábados, el día de más facturación. Los bares y restaurantes también piden poder ampliar los horarios, que en las últimas restricciones se limitó a una hora más en sus franjas para desayunos y comidas. En concreto, proponen poder servir cenas, al menos, los fines de semana.