El brote de covid de la residencia de Celrà (Girona) afecta ya a 23 de los 29 usuarios

El primer contagio del geriátrico, que recibió la primera dosis de la vacuna el pasado día 7, se conoció este pasado domingo durante uno de los cribados rutinarios

Exterior de la residencia geriátrica Sant Jordi de Celrà.

Exterior de la residencia geriátrica Sant Jordi de Celrà.

1
Se lee en minutos
El Periódico

El brote de covid detectado el pasado 24 de enero en la residencia geriátrica Sant Jordi de Celrà (Gironès) afecta ya a 23 de los 29 usuarios y a 11 trabajadores del centro, según ha confirmado este martes el Departamento de Salud.

El primero de los contagios se conoció este pasado domingo durante uno de los cribados rutinarios que se practican semanalmente a los profesionales de este tipo de centros.

Inmediatamente se activaron todas las medidas de contención y control de la enfermedad y se procedió a sectorizar la residencia, así como a realizar un test masivo entre residentes y trabajadores.

En días posteriores, se detectó un nuevo usuario que había presentado síntomas y a una empleada que dio positivo en la prueba de antígenos.

Nuevo cribado el fin de semana

Este fin de semana se hizo un nuevo cribado entre residentes y trabajadores hasta ahora negativos, en el que se confirmaron diez positivos entre los primeros y cinco entre los segundos que se sumaron a los iniciales, y este martes ha aflorado otro nuevo en la plantilla.

Para facilitar la correcta sectorización del centro, hay cuatro usuarios que han sido trasladados a otras residencias cercanas: dos a Orpea, uno a Puig d’en Roca y un cuarto al sociosanitario de la Clínica Salus.

En Celrà se recibió la primera dosis de la vacuna el pasado 7 de enero, aunque es necesaria una segunda para llegar al máximo grado de inmunidad.

Noticias relacionadas

Desde el Departamento de Salud y la Agencia de Salud Pública se realiza un seguimiento y control del brote y de las medidas preventivas junto con la dirección del centro.

Desde el Equipo de Atención Primaria de Celrà han encargado la supervisión clínica de los pacientes.