En noviembre

Dos comidas de 26 personas del Govern balear en plenas restricciones salpican a Sánchez

El PP lleva la polémica al Congreso ante la presencia del ministro Luis Planas en ambos ágapes

Dos comidas de 26 personas del Govern balear en plenas restricciones salpican a Sánchez
Se lee en minutos

Alexander Cortés / Miquel Adrover

La cena y la comida al día siguiente de 24 y 26 personas que organizó a finales del pasado mes de noviembre la Conselleria de Agricultura del Govern pese a la restricción de reunirse un máximo de seis personas que se acababa de prorrogar en Mallorca salpica al Gobierno de Pedro Sánchez. La participación del ministro de Agricultura, Luis Planas, en ambos encuentros, no ha pasado desapercibida para el PP, que llevará a través de preguntas las polémicas comidas al Congreso.

En una pregunta que firmarán los dos diputados populares por Balears, Marga Prohens y Miguel Jerez, piden al ministro Planas si conocía las restricciones en la isla, si era consciente de estar incumpliéndolas, si cree que su comportamiento contribuye a la relajación social y si piensa pedir disculpas por el episodio.

Cabe recordar que la visita del ministro Planas fue el motivo por el que Agricultura decidió organizar las dos comidas: una cena del equipo del ministro y de la consellera balear de Agricultura, Mae de la Concha, con agricultores y ganaderos en la que participaron 24 personas; y una comida al día siguiente con el sector pesquero, con hasta 26 comensales.

Las dos comidas, de las que informó este diario la semana pasada y cuyos tiques se cargaron al portal de transparencia del Govern con un importe de 720 y 780 euros respectivamente, tuvieron lugar el 25 y el 26 de noviembre coincidiendo con la cumbre hispanoitaliana celebrada en Palma.

En esas fechas, hacía un mes que el Govern había limitado a seis el número máximo de personas en reuniones sociales y familiares. De hecho, el día anterior, día 24 se acababan de prorrogar.

Agricultura defendió los dos encuentros "informales", tal y como fueron incluidos en la agenda del ministro Planas, en que se celebraron en mesas separadas de máximo seis personas y que contaban con el visto bueno de Salud. Sin embargo, diez días antes y ante las reservas para la celebración de comidas de empresa con ese formato, Salud alertó de que no se podían celebrar ya que no se podía superar la limitación de seis comensales aunque estuvieran en mesas separadas.

El Govern evita la autocrítica

Te puede interesar

La portavoz del Govern, Pilar Costa, preguntada el lunes tras el Consell de Govern sobre si el Ejecutivo haría autocrítica por estas dos comidas en las que se incumplieron sus propias restricciones, evitó responder, limitándose a recordar las últimas restricciones, con las que se prohibían las reuniones sociales y familiares .

"No contestan porque se creen por encima del bien y del mal", criticó Prohens la respuesta en redes. "Lo tendremos que preguntar al ministro", adelantó.