Plan especial del Govern

Los geriátricos catalanes harán tests covid a residentes y personal antes y después de Navidad

Los ancianos deberán salir como mínimo tres días y solo podrán tener contacto con una burbuja

No se autorizarán salidas de un día o de fin de semana salvo excepciones pactadas entre centro y familia

Una anciana escucha a su hija a través de una mampara en una residencia de Barcelona.

Una anciana escucha a su hija a través de una mampara en una residencia de Barcelona. / Reuters

Se lee en minutos
El Periódico

Todos los geriátricos de Catalunya realizarán un test de antígenos a sus residentes y a su personal entre los días 21 y 24 de diciembre y, después de Navidad, realizarán un cribaje universal con PCR. Así lo contempla un protocolo operativo aprobado por la Conselleria de Salut para regular la interacción ancianos-familiares y trabajadores de las residencias durante estas fiestas navideñas.

El documento subraya que se priorizaran las salidas largas de los residentes, de "como mínimo tres días o mas" y que los ancianos deberán mantener contacto con una sola burbuja de convivencia.

Además, no se autorizarán las salidas encadenadas, ya sean cortas o largas. Solo excepcionalmente se permitirán salidas de un solo día o de fin de semana. Estas salidas serán fruto del acuerdo entre el residente, su familia, el equipo asistencial y la dirección del centro.

Cada vez que haya una salida de un residente, se deberá firmar una declaración de responsabilidad en la que se comprometerá a cumplir las medidas de protección.

Por lo que respecta a los paseos terapéuticos por los alrededores de las residencias entre ancianos y sus familiares, estos se realizarán respetando las medidas de protección y al regresar eal centro no hará falta realizar ningún test a los residentes.

El protocolo incluye la ampliación de espacios en las residencias para acoger las visitas de familiares. La recomendación es que no vayan a visitar a los ancianos tres personas simultáneamente.

Noticias relacionadas

En aquellos centros donde por motivos epidemiológicos no se autoricen las visitas, se pondrá a disposición de los residentes y de sus familias los medios para realizar encuentros telemáticos "de forma amplia" durante las Navidades. Además, se aconseja a los familiares que tengan especial cuidado los 7 días anteriores a la visita, evitando cualquier interacción con personas de fuera de la burbuja de convivencia.

El protocolo deja en manos de los centros la organización de tests rápidos a los familiares que visiten a los ancianos en las residencias. Todas estas medidas son de carácter excepcional para estas fechas navideñas y "están supeditadas a la evolución de los indicadores epidemiológicos", indica Salut.