ocio y pandemia

Las pistas de esquí catalanas abren sin competencia

  • La venta de 'forfaits' es obligatoriamente por internet para evitar aglomeraciones
  • Las estaciones de Andorra, Francia, Suiza y Austria posponen la apertura hasta enero
Un trabajador de La Molina ultima los preparativos de la apertura, el pasado domingo.

Un trabajador de La Molina ultima los preparativos de la apertura, el pasado domingo. / David Aparicio

1
Se lee en minutos

Las estaciones de esquí catalanas han puesto por fin este lunes sus pistas a disposición de los aficionados en un atípico inicio de temporada, no por la fecha (en años anteriores, la falta de nieve pudo retardar más incluso la apertura), sino por una insólita falta de competencia. Las estaciones andorranas, francesas, suizas y austriacas han pospuesto como mínimo hasta principios de enero el inicio de la temporada, a la espera de ver cómo evolucionan las cifras de la pandemia, y las aragonesas no levantarán la barrera hasta la próxima semana.

Noticias relacionadas

Los grosores de nieve varían en función de la ubicación geográfica de cada estación. Baqueira, como suele ser común, se beneficia de su orientación norte, pero todas las estaciones, según la ACEM, la asociación que las agrupa en Catalunya, tienen suficiente nieve disponible para la práctica del esquí. Con todo, la afluencia de esquiadores, un lunes y a medio mes de las vacaciones de Navidad, ha sido muy modesta. En Massella, por ejemplo, los esquiadores han sido solo unos 1.500. Hay que tener en cuenta que el acceso a las pistas está condicionado por las limitaciones de movilidad que establece según su criterio cada comunidad autónoma. En principio, las estaciones catalanas recibirán menos público estas fechas procedente de fuera de Catalunya.

La pandemia ha obligado a modificar, entre otras cosas, el sistema de venta de ‘forfaits’, que ya no se pueden comprar en las taquillas, para evitar así aglomeraciones, y deben ser adquiridos a través de internet.

Temas

Nieve Esquí