Cinco detenidos

Cae un joven clan familiar en Barcelona que asaltaba a personas mayores

El grupo, de entre 18 y 21 años, tenía una alta movilidad por el territorio catalán

Cae un clan familiar en Barcelona que asaltaba a personas mayores. / FOTO Y VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

Se lee en minutos

El Periódico

Agentes de los Mossos detuvieron el 25 de noviembre, dos hombres y tres mujeres, de entre 18 y 21 de años, todos de nacionalidad rumana, como presuntos autores de diez delitos de robo con violencia, seis delitos de lesiones, uno de hurto y pertenencia a grupo criminal. Las víctimas de estos jóvenes eran personas mayores, a los que robaban relojes y joyas.

En el periodo comprendido entre junio y agosto de este año los mossos tuvieron conocimiento de siete robos a diferentes puntos de la geografía catalana que seguían siempre un idéntico patrón: robos violentos a personas de entre 65 y 90 años en la vía pública, concretamente de relojes de alta gama y joyas de oro. Durante estos dos meses se perpetraron robos de este tipo en Sitges (en dos ocasiones), Malgrat de Mar, Sant Cugat del Vallès, Calonge y Sant Andreu de Llavaneres, hecho que demuestra el alta movilidad de la que disponían los autores.

A partir de estos hechos los policías iniciaron una investigación partiendo de que empleaban siempre el mismo método: un hombre o mujer se acercaba a la víctima a pie o en vehículo, le pedía una dirección o ubicación de algún establecimiento y acto seguido le atacaban con violencia para sustraerle ya fuera el reloj o algún tipo de cadena o colgante de oro, según el caso.

Asaltaban las mujeres

Habitualmente eran las mujeres del grupo las que atacaban las víctimas, si bien si no conseguían su objetivo, salía el hombre del vehículo y finalizaba el robo. Una vez consumada, huían del lugar rápidamente y en el mismo vehículo con el que habían llegado.

El grupo de autores pertenecían a un mismo clan familiar, mientras que los vehículos que empleaban iban a nombre de testaferros también de nacionalidad rumana, a pesar de que enseguida los volvían a vender con el objetivo que no se los vinculara con ellos y los hechos que cometían. 

Pillados en Barcelona

Después de una pausa en sus acciones a finales de verano, los investigadores detectaron que a partir de principios de noviembre se volvió a reactivar la actividad delictiva de este grupo, concretamente en tres robos en Sant Quirze del Vallès, Calonge y Castelldefels. Precisamente, fue en la última localidad cuando el pasado 25 de noviembre tres de las personas investigadas abordaron un hombre mayor para quitarle el anillo y el reloj que llevaba sin poder conseguir. Al poco de este hecho los investigadores interceptaron los autores en Barcelona, deteniéndoles.

A raíz de las detenciones se realizaron dos entradas en Barcelona, en domicilios de dos personas investigadas que también quedaron detenidas y donde se encontraron varias joyas sustraídas, dinero y ropa que se ve en las imágenes grabadas durante los robos. También se intervinieron cuatro vehículos con los que actuaban.

En prisión

Te puede interesar

El valor total sustraído por parte del grupo criminal es de casi 87.000 euros de precio de compra, a pesar de que se tiene que tener en cuenta que en los casos de los relojes muchos modelos ya no se fabrican y que actualmente el valor sería más elevado puesto que se podrían considerar “piezas de coleccionista”.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado 27 de noviembre ante el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú. La magistrada decretó el ingreso en prisión de los cinco.

Temas

Robos