anuncia una efectiva al 94,5%

Moderna irrumpe en la carrera de la vacuna contra el covid-19

La farmacéutica norteamericana asegura que su fármaco es un 94,5% eficiente

Envases de la vacuna contra el coronavirus de la empresa Moderna.

Envases de la vacuna contra el coronavirus de la empresa Moderna. / REUTERS / DADO RUVIC

5
Se lee en minutos
Valentina Raffio / Idoya Noain

Lucha de números, porcentajes y declaraciones en la carrera por la vacuna contra el covid-19. Apenas una semana después de que las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaran el 90% de eficacia de su fórmula y que la vacuna rusa presumiera de un 92% de éxitos, la compañía estadounidense Moderna afirma que su inmunización es eficaz al 94,5%. Todos estos esperanzadores resultados se han dado a conocer a través de notas de prensa emitidas por los fabricantes en referencia a los resultados preliminares de la fase tres de los ensayos clínicos, en los que se analiza una muestra de voluntarios.

El 94,5% de eficacia de la vacuna de Moderna plantea el siguiente escenario. El estudio a gran escala de esta vacuna testea el compuesto en más de 30.000 voluntarios en todo el mundo; entre los cuales una parte recibe la vacuna y la otra un placebo. El estudio de la efectividad del compuesto toma como muestra 95 pacientes que han contraído una infección por coronavirus. El análisis de estos casos mostró que entre los casos de covid-19 solo cinco de ellos habían recibido la vacuna real, mientras que los otros 90 eran del grupo placebo. Asimismo, ninguno de los 11 casos graves había recibido la inmunización real.

La compañía afirma que no se detectaron efectos adversos graves tras el suministro de las dos dosis. Solo molestias leves como dolor en el lugar del pinchazo (2,7%), fatiga (9,7%), dolores musculares (8,9%) y de articulaciones (5,2%) y cefalea (4,5%). “El análisis preliminar sugiere un perfil de seguridad y eficacia ampliamente consistente”, zanja Moderna en un comunicado emitido este mismo lunes. Si la solicitud prospera, las primeras dosis de este compuesto podrían empezar a repartirse mientras los estudios clínicos siguen en marcha. 

Autorización de emergencia

El éxito de estos resultados, revisado por un comité independiente de expertos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), le vale a la farmacéutica para dar el siguiente paso. En las próximas semanas, Moderna solicitará una autorización de emergencia de la vacuna ante la agencia del medicamento estadounidense (FDA) y a los demás organismos reguladores del mundo. 

La empresa espera poder tener 20 millones de dosis para finales del 2020, que se destinarán exclusivamente a Estados Unidos. A lo largo del 2021 la farmacéutica espera producir entre 500 y mil millones de dosis más para encarrilar así su reparto global. España participa en el proceso de producción de esta vacuna, aunque hoy por hoy no hay ningún acuerdo de compra venta ni con el país ni con Europa. La Comisión Europea espera poder cerrar un pacto en los próximos días. 

Según afirman sus creadores, la vacuna de Moderna se puede distribuir usando las infraestructuras de almacenamiento y envío de cadena de frío ya existentes. La empresa estima que las dosis se mantengan estables a temperaturas estándar del frigorífico y que se puedan almacenar hasta seis meses a 20 grados bajo cero. Esto supondría una importante ventaja estratégica frente a la fórmula de Pfizer y BioNTech, que se podría mantener solo a través de una cadena de ultrafrío.

Aplausos y cautela en EEUU

La noticia de Moderna ha sido recibida con aplauso en EEUU pero también con responsable cautela. El doctor Anthony Fauci, máximo experto en enfermedades infecciosas del país, la ha valorado este lunes como “un contundente paso hacia donde queremos estar para controlar este brote” pero también ha urgido a los ciudadanos a sobreponerse a la “fatiga covid” y mantener los hábitos para combatir la propagación del coronavirus: del lavado frecuente de manos y el uso de mascarilla al distanciamiento social. De no hacerlo, advertía el domingo el epidemiólogo, EEUU podría ver 200.000 muertes más para primavera. 

También el presidente electo, Joe Biden, ha definido el anuncio de Moderna tras el de la semana pasada de Pfizer y la alemana BioNTech como “una razón más para sentirse esperanzados” pero ha pedido no olvidar que “aún quedan meses” para acabar y asegurar el desarrollo, la producción y distribución de la vacuna y ha hecho el mismo recordatorio que Fauci sobre medidas de protección.

El demócrata se acordaba también en sus mensajes de felicitar a los “brillantes hombres y mujeres” que están desarrollando la inmunización así como a los trabajadores de primera línea que siguen luchando contra una pandemia que no frena en EEUU. Ya se han superado los 11 millones de contagios, son más de 245.000 los fallecidos y el virus está desatado en todo el país, con especial intensidad en el medio oeste. Ante la falta de dirección de la Administración de Donald Trump, estados y municipalidades están tomando sus propias medidas para tratar de frenar la propagación. Y desde autoridades como Fauci hasta el equipo de Biden advierten de que la negativa del presidente Trump a aceptar la derrota en las elecciones e iniciar los pasos de la transición al demócrata dificultan el combate contra la enfermedad.

Trump se atribuye el éxito

Son alertas que caen en saco roto en la Casa Blanca, donde Trump ha vuelto los ojos una vez más y a través de Twitter hacia sí mismo. Su primer mensaje en la red social tras el anuncio de Moderna ha incluido, como la semana pasada ante el anuncio de Pfizer, un insulto a China. Y luego el mandatario saliente ha urgido a los “grandes historiadores” a que “recuerden que todos estos grandes descubrimientos (...) se han producido bajo mi mandato”. En un mensaje posterior ha destacado las ganancias en las bolsas, que se han vivido en los parqués a ambos lados del Atlántico.

A diferencia de Pfizer, que decidió financiar con una inversión propia de 2.000 millones de dólares su investigación de la vacuna y solo firmó con el gobierno de Washington un contrato para venderle dosis, Moderna sí ha sido una de las empresas que han participado en la Operación Warp Speed lanzada como alianza público-privada por la Administración Trump en mayo.

La biotecnológica con sede en Massachusetts recibió 955 millones de dólares de la Autoridad para la Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado y otros 1.525 millones para asegurar 100 millones de dosis.

Noticias relacionadas

Optimismo en la bolsa

Los parqués bursátiles de Estados Unidos y Europa se han felicitado por la noticia, impulsando a las bolsas europeas. El Ibex 35 del mercado español, que a media sesión ganaba el 1,7% ha experimentado un tirón mediante el que ha doblado ese primer impulso al situarse en los 8.069,4 puntos y experimentar un ascenso del 4%.