24 oct 2020

Ir a contenido

Informe de Oxfam Intermón

El 10% más rico produce la mitad de las emisiones de carbono globales

Los más pobres son los que menos emiten y los más sufren el impacto de la crisis climática, según Oxfam

La ONG llama a los Gobiernos aprovechar la recuperación postcovid para reducir las emisiones

Sara Ledo

El impacto del cambio climático ya se siente con fuerza en el Pacífico.

El impacto del cambio climático ya se siente con fuerza en el Pacífico. / EFE

El 10% más rico de la población --aproximadamente 630 millones de personas-- produjo la mitad (52%) de las emisiones de combustibles fósiles acumuladas entre 1990 y 2015, mientras que la mitad más pobre --3.100 millones de personas-- no llegó a alcanzar el 7%, según un informe publicado por la organización Intermon Oxfam en vísperas de que los líderes mundiales se reúnan en la Asamblea General de las Naciones Unidas para debatir los desafíos globales, incluyendo la crisis climática. El 40% de la población mundial considerada como "clase media" --aproximadamente 2.500 millones de personas-- generó el 41% de las emisiones.

Durante este periodo, en el que las emisiones anuales crecieron un 60%, el 10% más rico dilapidó un tercio del presupuesto global de carbono restante para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5ºC, en comparación con sólo el 4% de la mitad más pobre de la población mundial. Según Intermón Oxfam, el balance de carbono --cantidad de dióxido de carbono que puede añadirse a la atmósfera sin provocar que la temperatura media global se eleve por encima de los 1,5 ºC-- se agotará en 2030 si el aumento de las emisiones de los más ricos continúa al mismo ritmo.

Así, los hogares más ricos son los que más emisiones producen, pero los más pobres y las generaciones futuras –"que heredarán un presupuesto de carbono agotado y un mundo que avanza al colapso climático"-- son los que más sufren y sufrián el impacto de la crisis climática. Por eso, la ONG llama a los Gobiernos a "aprovechar la recuperación postCovid para adoptar medidas que reduzcan las emisiones y también la desigualdad". Entre las propuestas destacan grabar determinados bienes y servicios de lujo como los coches SUV o los vuelos frecuentes en clase Business y en aviones privados o ampliar la infraestructura de transporte público. "Limitarnos a reiniciar nuestras economías preCovid, anticuadas, injustas y contaminantes, ya no es una opción viable. Los Gobiernos deben aprovechar esta oportunidad para remodelar nuestras economías y construir un futuro mejor para todos", explica la portavoz de cambio climático de Oxfam Intermón, Paula San Pedro. 

América y Europa

El informe desmonta el mito popular que durante años ha centrado la responsabilidad del aumento de emisiones en el impacto de la creciente clase media de países como China e India. Según Oxfam, si bien una parte cada vez mayor de las emisiones asociadas con el consumo de las personas en el mundo se ubica en estos países, debido a que millones de personas han conseguido salir de la pobreza, en 2015 una clara mayoría de las emisiones procedían de personas que vivían en América del Norte y Europa. Entre el 50% inferior de la distribución, los habitantes de China e India siguieron siendo, en 2015, los contribuyentes más importantes a la muy baja participación general de las emisiones.

El informe se basa en una investigación llevada a cabo junto al Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo que evalúa las emisiones de consumo de los diferentes grupos de ingresos entre los años 1990 y 2015, los 25 años en los que la humanidad duplicó la cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera.