25 oct 2020

Ir a contenido

Investigación policial

La trifulca masiva de Sitges se originó por una pelea entre dos grupos

Los Mossos aclaran que no se trató de jóvenes coordinados que salieran a golpear a ciudadanos de forma arbitraria

Solo cinco personas han denunciado los hechos, entre ellos, la pareja de turistas suizos que sufrió la agresión homófoba

Guillem Sànchez

Tres vídeos captados por ciudadano que forman parte de la investigación de los Mossos d’Esquadra.  / PERIÓDICO

La trifulca que se desató en Sitges la madrugada del pasado 12 de julio y que ha terminado con 22 detenciones se produjo a causa de un enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes por causas que todavía se desconocen. Pero no se trató de un único grupo de jóvenes coordinados entre ellos que salieran a golpear arbitrariamente a ciudadanos que se cruzaran en su camino, tal como muestran los tres vídeos publicados por EL PERIÓDICO y que forman parte de la investigación de los hechos. Solo cinco de las víctimas han presentado una denuncia por las lesiones padecidas, entre ellas se cuenta la pareja de turistas suizos que sufrió la agresión homófoba

La Unitat de Investigació de los Mossos d’Esquadra en Vilanova i la Geltrú se hizo cargo de unas pesquisas que aceleró cuanto pudo por dos motivos: la sensación de inseguridad que generaron algunos vídeos captados por vecinos que se publicaron en redes sociales y porque algunas de las víctimas implicadas eran se encontraban temporalmente en la capital del Garraf.

Las causas que llevaron al violento intercambio de golpes no están claras porque las declaraciones de algunos de los agresores son contradictorias y, según los investigadores, tienen una baja credibilidad y aluden a una discusión surgida por motivos futbolísticos. Aun así, subrayan las mismas fuentes, no existen dudas de que había dos grupos, uno más numeroso que el otro, y que fueron sus integrantes –hombres, mujeres y menores de edad–, quienes se enzarzaron a puñetazos, patadas e incluso golpes con cascos y objetos contundentes. Algunos de ellos, después, fueron quienes acabaron atacando a personas que no tenían relación con la algarabía.

El inicio de la bulla se produjo a las cuatro de la madrugada en las calles de Santa Tecla y Bassa-Rodona, muy cerca de la playa de la Ribera, una zona considerada de ocio nocturno. Después prosiguió hasta la plaza del Pou Vedre, allí ocurrieron los ataques a personas de forma "indiscriminada" que sencillamente pasaban por allí o que se acercaron tratando de calmar los ánimos.

Más gravoso resultó todavía el episodio que sufrió la pareja homosexual integrada por los dos turistas suizos. Uno de ellos fue agredido, huyó, explicó a su pareja lo sucedido y esta, a los pocos segundos, se acercó al tumulto a pedir explicaciones. El ataque que sufrió este segundo varón fue el más alarmante: tal y como muestra una de las tres grabaciones captadas por testimonios fue golpeado en diversas ocasiones, en el abdomen y en la cabeza, hasta que perdió el conocimiento. Los Mossos han instruido este capítulo como un delito de odio porque consideran que existen indicios de que fue agredido por su condición sexual

La investigación

Horas después de lo sucedido, arrancó una investigación para detener a los agresores. La Policía Local de Sitges fue capaz de identificar a una parte de los implicados: todos de nacionalidad española –de origen extranjero en varios casos– y vecinos del Garraf. La otra parte fue localizada por los propios Mossos, que además recibieron la colaboración puntual de las redes por parte de usuarios que les contactaron para facilitar datos, "impactados" por la violencia de las imágenes.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Suscríbete

En total se produjeron 22 detenciones lo cual no significa que se arrestara a 22 personas. Este desencuentro de cifras se debe a que los investigadores dividieron lo sucedido en dos casos: las lesiones provocadas de forma indiscriminada a los ciudadanos que no pertenecían a ninguno de los dos grupos y la agresión homófoba contra los turistas suizos. Algunos de los sospechosos acabaron siendo detenidos por ambas causas. Los jóvenes que deberán afrontar un proceso judicial tienen entre 18 y 22 años de edad. También hay cuatro menores, uno de los cuales pasó a disposición de la Fiscalía de Menores. 

Los dos turistas suizos ya han regresado a su país de origen.