vuelta al cole

Álex Arenas: "Habrá rebrotes en las escuelas pero hay que perder el miedo y controlar la alarma social"

El científico de la URV valora positivamente los cribados masivos que se hacen en los puntos donde hay más casos de coronavirus

El conseller catalán de Educación presenta el protocolo de gestión de los casos de covid-19 que se detecten en los centros educativos

La escuela pública Entença de Barcelona,  en junio pasado.

La escuela pública Entença de Barcelona,  en junio pasado. / MANU MITRU

3
Se lee en minutos
Acn

El físico e investigador de la Universidad Rovira i Virgili (URV), Alex Arenas, ha advertido que si se reabren las escuelas habrá brotes de covid-19 a los centros por que "el virus está entre nosotros". Sin embargo, el científico se muestra partidario de que los niños vuelvan a las aulas pero pide que se hagan planes de prevención para evitar casos y que, en caso de que se produzcan, la respuesta esté prevista. 

Arenas cree que hay que "perder el miedo", recomienda "estar alerta" para mantener las medidas de seguridad y pide que no haya alarma social en caso de rebrotes. Con todo, valora positivamente los cribados masivos que se hacen donde se detectan más casos y afirma que la "situación ha mejorado mucho en las últimas dos semanas".

Estas declaraciones se producen cuando está previsto que este jueves el conseller catalán de Educación, Josep Bargalló, presenta el protocolo de gestión de los casos de covid-19 que se detecten en los centros educativos de Catalunya de cara al próximo curso 2020-2021.

El catedrático de la URV señala que "nadie puede asegurar que la vuelta a las escuelas será segura" y cree que los brotes serán inevitables. "Pero eso no significa que no haya un plan de contingencia para todos los escenarios que pueden pasar", defiende.

Por lo tanto, considera que "toda la prevención que se haga dentro y fuera del aula será importantísima". Entre estas medidas previas Arenas pone sobre la mesa hacer tests PCR a todos los profesionales de la comunidad educativa antes de que empiecen las clases para garantizar que "se empieza desde cero, sin infectados".

Para los alumnos, propone que los niños de más de diez años lleven mascarilla porque "a partir de esta edad la infectividad es como la de un adulto". Además, en nivel de gestión de los centros, opina que hay que establecer horarios de entrada y salida escalonados y remarca que tendrá que haber más personal listo para cubrir bajas, "porque se infectarán".

En previsión de que alguna escuela se tenga que cerrar temporalmente si hay un número importante de casos, Arenas cree que debe haber un plan para que el curso pueda seguir telemáticamente a través de internet. Finalmente, hace hincapié en la labor de los servicios sociales, que deberán garantizar la alimentación y la seguridad de los niños en situación de riesgo.

"Espero que el plan de Educación contemple todas estas posibilidades, y si no las contempla todavía tenemos tiempo y se pueden hacer mejoras. Hay gente que puede aportar ideas y soluciones", reivindica.

En el supuesto de que en algún centro aparecieran positivos de covid-19, el científico apunta que "hay que controlar la alarma social". "Cuanto más medidas tengamos, más fácil será comunicar a la población qué se hará y cómo se hará en cada momento", señala el profesor del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas de la URV. Y enfatiza: "Las situaciones serán inevitables. Por lo tanto, precaución, precaución y precaución".

A pesar de los riesgos que conlleva la apertura de las aulas, Arenas cree que es necesario. "Es importantísimo volver a la escuela. El sistema socioeconómico se sostiene en buena parte en la escuela. Y para los niños es un proceso de socialización, no sólo de aprendizaje de contenidos", remarca.

El científico también anima la administración para que todo este esfuerzo sirva para mejorar el sistema educativo.

Tendencia positiva

Alex Arenas apunta que en las últimas dos semanas la pandemia en Catalunya ha ido a la baja. En buena medida responsabiliza al secretario de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, Josep Maria Argimon, ya que en su opinión "ha puesto orden a la hora de controlar los brotes".

Noticias relacionadas

Para el investigador una de las claves es "ir a buscar el virus allí donde se han perdido las cadenas de contacto" mediante los tests PCR masivos en los barrios y ciudades con los brotes más importantes. "Esto, añadido al hecho de que con un contacto directo de un PCR positivo se le haga una cuarentena de diez días, es acertado", reconoce. Para Arenas, a día de hoy no hay que ampliar los cribados en el resto del país, un escenario que sólo contempla si se generaliza la infección.

Finalmente, defiende la implantación "lo antes posible" de la aplicación para teléfonos móviles Radar Covid, impulsada por el gobierno estatal. "Rastrear contactos es la parte más compleja del control de la epidemia y la aplicación nos ayudaría a poner en alerta a las personas que han estado en contacto con positivos", indica. Tal y como asegura, Radar Covid permitiría detectar "el doble o el triple" de contactos de los que se pueden localizar ahora mediante el rastreo manual.