25 oct 2020

Ir a contenido

Interior activa un nuevo protocolo policial para frenar el aumento de los delitos de odio

Las infracciones racistas o discriminatorias han aumentado un 45% desde el 2013 y un 6% el año pasado

Como sólo se denuncian dos de cada diez, el Gobierno pone en marcha una campaña para animar a los testigos a denunciar

Patricia Martín

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este martes

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este martes / EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS)

Los delitos e incidentes de odio han aumentado un 45% desde el 2013 y un 6,8% en el 2019, año en el que se registraron 1.706 hechos, frente a los 1.598 investigados por las fuerzas y cuerpos de seguridad en el 2018. Para hacer frente a esta situación, Interior ha presentado este miércoles un nuevo protocolo de actuación policial, que marca a los agentes unas reglas unificadas, homogéneas y actualizadas, con el objetivo de incrementar la eficacia policial en la investigación y esclarecimiento de estos sucesos. 

La instrucción policial incluye una exhaustiva relación de conductas que vulneran tanto el ordenamiento penal como la regulación administrativa, así como un completo listado de indicadores destinados a orientar a los agenes a la hora de detectar posibles motivaciones racistas, xenófobas o de otra naturaleza en los delitos. 

"El delito de odio es un ataque a la esencia de la condición humana porque pretende apartar de la sociedad a personas, grupos o comunidades por motivos relacionados con la negativa a asumir un principio nuclear del modelo democrático de convivencial: que todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos", ha manifestado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la presentación de la instrucción policial.

Motivos ideológicos y racistas

Durante el 2019, las infracciones por motivos ideológicos fueron las más numerosas, con un crecimiento porcentual de casi el 2%, si bien, el delito de odio que más aumentó, con un incremento de casi el 21%, fue el de racismo y xenofobia. Pese a este incrementos, la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE ha detectado que no se denuncian el 80% de los incidentes, es decir, que ocho de cada 10 quedan impunes

Para concienciar a la población de la importancia de denunciar, Interior ha puesto a su vez en marcha una campaña de sensibilización en las redes sociales, bajo la etiqueta #AcabaConElOdio, que pretende concienciar a la sociedad del riesgo de estos comportamientos para la ciudanía en su conjunto y para las víctimas en particular.