03 jul 2020

Ir a contenido

ESCUELAS ABIERTAS

Las estrictas normas para el regreso voluntario a las aulas catalanas

El departamento de Educación traza un exigente plan de control a los alumnos y en previsión de que pueda haber contagios

Una niña, frente a la escuela cerrada Flor de Maig, en el Poblenou de Barcelona.

Una niña, frente a la escuela cerrada Flor de Maig, en el Poblenou de Barcelona. / FERRAN NADEU

Las instrucciones que el Departamento de Educació ha preparado para los centros educativos establecen que la ratio de alumnos por aula de 3 a 6 años será finalmente de 8 (P3) o 10 alumnos en junio, y no de 13, como se había previsto inicialmente en el plan de reapertura. Cada niño deberá tener 4 metros cuadrados. El horario de acogida de estos alumnos, si sus padres no se pueden ocupar de ellos por trabajo, será de 9 a 13 horas, lo mismo que se establece para las guarderías.

En el caso concreto de las guarderías, la ratio será de 5 niños. Cada centro deberá elaborar su plan de reapertura con la previsión de alumnos que tendrá en junio, así como los profesores. Se priorizarán los menores en situación de mayor vulnerabilidad o que sus progenitores trabajen fuera de casa.

Formato telemático hasta el 19 de junio

El curso 2019-2020 a nivel lectivo terminará en formato telemático el 19 de junio. Mientras tanto, se prevé cierta actividad en los centros, especialmente para los cursos que terminan ciclo (sexto y 4º de ESO) y para los que se preparan para alguna prueba, como la selectividad.

El retorno a las aulas será siempre voluntario. Las familias que lleven a los niños de 1 a 6 años deberán presentar una declaración responsable. En las guarderías, hay que garantizar cuatro metros cuadrados por niño y un metro de distancia en el comedor y para dormir la siesta. Solo se permite el comedor en este tipo de centros, siempre que puedan garantizar las medidas de seguridad.

En los de infantil, primaria y secundaria no habrá servicio de comedor, como tampoco se hará uso de vestuarios ni de gimnasio para hacer actividades físicas o deportivas. No habrá juguetes que no se puedan lavar. Las que sean de plástico se pondrán en el lavavajillas, las de ropa en la lavadora, y las de madera se limpiarán con un paño húmedo.

Chupetes y biberones

Los chupetes y los biberones deberán guardarse en estuches individuales y se devolverán cada día a las familias para que los desinfecten. En los niveles de infantil y primaria se prevén hasta 13 alumnos por aula hasta el nivel de sexto curso y atención personalizada, sobre todo en el alumnado desconectado en el ámbito rural.

Además, también está contemplada la atención tutorial en grupos reducidos de alumnos en cualquier curso o nivel si se considera necesario. La acogida de 3 a 6 años se prevé con un ratio de 8 niños en P3 y 10 a P4 y P5. En relación a los institutos, pueden haber 15 estudiantes por aula en caso de final de etapa, pero también se contempla atención personalizada. Las instrucciones recogen qué profesorado puede hacer atención presencial, descartando a los mayores de 60 años o aquellos que sufran enfermedades crónicas.

Un mismo docente

En el plan que presentará el centro antes de la reapertura, también se deberán especificar los espacios disponibles, que deben ser fijos y estables para poder tener la trazabilidad de contactos en caso de contagio. Los alumnos siempre deben ser los mismos en el mismo espacio, y siempre que sea posible también con el mismo docente.

En relación a la condición de los cuatro metros por alumno, hay que dividir espacios si estos son grandes y se utilizan para más de un grupo. Habrá que reducir el grupo si no se puede garantizar que haya cuatro metros cuadrados por persona. La salida al patio sera secuenciada. Las entradas y salidas serán escalonadas y solo habrá un único trabajador como acompañante.

La salida al patio debe ser por lo tanto secuenciada. En función de los metros cuadrados podrá estar a la vez más de un grupo, pero con espacios marcados y diferenciados. Tal y como ya preveía el plan de reapertura y ahora recogen también las instrucciones a los centros, solo en casos específicos se reactivará el servicio de transporte escolar. Se podrán modificar los horarios y suprimir las paradas.

El transporte escolar

Los autocares escolares se podrán utilizar por parte de los alumnos de sexto, 4º de ESO, 2º de bachillerato, segundo curso de FP, así como alumnos de pequeños municipio. El material deberá ser individual, no se distribuirá papel salvo en casos imprescindibles. En infantil y primaria también se intentará que los juguetes sean de uso individual. Se evitará la manipulación de herramientas y material común, como el de los laboratorios, aulas de música e informática.

La definición de los horarios será adaptable a cada centro y podrá ser flexible. Las mascarillas no estarán indicadas por debajo de los cinco años. A partir de esa edad serán obligatorias si no se pueden mantener las distancias recomendadas. Las instrucciones también dan pautas de limpieza y desinfección, incluyendo la proporción de lejía y otros productos. También se dan pautas para cambiar pañales. En caso de que un alumno presente síntomas debe quedar aislado en una zona y ponerse en contacto con el CAP, avisando también a la familia.