CIUDADES POST COVID 19

València acelera su apuesta por peatones y ciclistas

Arrancan las obras ya previstas de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento pero el COVID 19 adelantará otras actuaciones

La ciudad continúa con el ambicioso plan de carriles bici que puso en marcha la pasada legislatura y que centraron el debate público

Un operario en el arranque de las obras de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento de València este lunes

Un operario en el arranque de las obras de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento de València este lunes / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

Nacho Herrero

“Es el final de un tipo de plaza en la que mandaban los coches y el inicio de una en la que mandarán los peatones”. Así celebró este lunes el alcalde València, Joan Ribó, el inicio de las obras de peatonalización de la simbólica Plaza del Ayuntamiento de la capital. De momento, un reivindicativo asfalto pulido rojo mostrará el terreno recuperado hasta que un proyecto definitivo cambie la ordenación de la plaza.

Se trata de una actuación prevista antes de la crisis del coronavirus, que sí ha acelerado otras actuaciones complementarias, como la de la ampliación de las aceras en la cercana Plaza de San Agustín o la de las primeras supermanzanas de la ciudad, previstas para más adelante y que avanzarán su implantación.

Una mujer pasa por el Anillo Ciclista mientras se última el segundo carril bus de la calle Colón / MIGUEL LORENZO

No son las únicas actuaciones previstas en la ciudad para facilitar la movilidad en bici y a pie en esta fase del desconfinamiento. Por ejemplo, la Generalitat ha abierto al público una plataforma de 3,3 kilómetros correspondiente a la aún no estrenada línea 10 del metro, que combina tramos subterráneos con otros en superficie.

El proyecto ‘València, ciudad de plazas’ es la estrella de esta nueva legislatura para el gobierno que comparten Compromís y PSPV y supondrá la peatonalización y reforma de varias de las más emblemáticas de la ciudad con la idea de hacer grandes ejes peatonales, una ambición que ahora se verá acelerada por la necesidad de contar con grandes espacios para que camine la ciudadanía.

València realizará una peatonalización blanda de la plaza del Ayuntamiento hasta el proyecto definitivo / MIGUEL LORENZO

El cierre al tráfico privado de la plaza del ayuntamiento, y el resto de peatonalizaciones previstas, supondrá una profunda reorganización del transporte público. Hay una nueva línea, la C1, que será la única que atraviese el centro a modo de lanzadera y en la calle Colón, uno de los ejes comerciales de la ciudad, se ha dejado un solo carril para el tráfico privado porque ahora hay dos carriles bus. Ese ha sido el punto mas polémico de este nuevo paso hacia una nueva movilidad.

La bici por bandera

Te puede interesar

Las peatonalizaciones darán continuidad a la arriesgada y decidida apuesta que, tras 24 años de gobierno del PP; hizo el gobierno progresista la pasada legislatura. Con el concejal Giuseppe Grezzi (Compromís) al frente y con el ‘anillo ciclista’ que recorre el centro de la ciudad como bandera, se multiplicó la red de carriles bici y estos se convirtieron en el centro del debate público.

De hecho, las elecciones municipales se leyeron como un referéndum que el gobierno ganó y en este primer año ya se han estrenado algunos tramos de un segundo anillo, además de otros por toda la ciudad. Y entre los resulatados de las urnas, las más que notables cifras de usuarios y las recomendaciones para el desconfinamiento el debate se ha acabado.