INVESTIGACIÓN DE LA UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ

Nueve de cada diez niños presentan alteraciones de comportamiento durante la cuarentena

Dificultad para concentrarse, aburrimiento y nerviosismo son los problemas más habituales a causa del confinamiento por el coronavirus

Un niño aburrido en el balcón de su casa, en Madrid.

Un niño aburrido en el balcón de su casa, en Madrid. / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
Europa Press

El primer estudio sobre la incidencia de la cuarentena por el coronavirus en los niños ha determinado que el 89% de los menores presentan alteraciones en el comportamiento. La investigación, desarrollada por dos profesores de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), se ha llevado a cabo con la participación de 1.143 padres y madres de niños y niñas de España Italia.

Los investigadores Mireia Orgilés José Pedro Espada han coordinado el estudio en España, según ha informado la UMH en un comunicado. En concreto, se han obtenido datos de 431 niños y adolescentes de España, de 87 ciudades, cuyos padres han completado un cuestionario 'online' y han aportado información sobre el estado emocional de sus hijos.

El 86% de los padres (84% de Italia y 89% de España) observaron cambios en el estado emocional y el comportamiento de sus hijos durante la cuarentena.

Alteraciones diversas

Los cambios más comunes de los niños en España fueron que tenían más dificultades para concentrarse (69%), se sentían más aburridos de lo habitual (49%), estaban más inquietos (45%), más nerviosos (44 %), más irritables (43%), más propensos a discutir con el resto de la familia (40%), más intranquilos (38%), más dependientes de los padres (36%), más enfadados (32%), más preocupados cuando alguien salía de casa (30%), tenían más problemas de comportamiento (30%) y estaban más preocupados en general (27%).

Además, comían más de lo habitual (25%), tenían miedo de dormir solos (24%), miedo a la infección por covid-19 (23%), lloraban con facilidad (23%), estaban más desganados (21%) y se sentían más tristes (18%).

Los niños de España, más afectados que los de Italia

En este sentido, los niños en España estaban significativamente más afectados psicológicamente que los italianos durante la cuarentena. En comparación con los italianos, tenían más problemas de comportamiento, estaban más ansiosos, dormían menos, tenían más probabilidad de discutir con el resto de la familia, tenían más quejas físicas, más dificultades para dormir y estaban más preocupados cuando uno de los padres sale de casa.

En Italia, los niños pueden salir acompañados por un adulto a dar un corto paseo cerca de casa, aunque está prohibido el acceso a jardines y parques. La oportunidad de estar más activos puede beneficiar la salud mental de los niños italianos, en comparación con los españoles, para quienes las normas del confinamiento son diferentes.

Más pantallas

Los hábitos de los niños han cambiado durante el confinamiento. Antes de la cuarentena, solo el 15% de los niños españoles usaban pantallas (iPad, ordenadores, móviles) más de 90 minutos al día, frente al 73% durante la cuarentena.

Lógicamente, el sedentarismo también ha aumentado, ya que antes de la cuarentena el 66% de los niños practicaban actividad física al menos 60 minutos al día (tiempo recomendado por la OMS), mientras que durante la cuarentena únicamente el 14% supera ese tiempo.

Falta de estudios con población infantil

Noticias relacionadas

Según Mireia Orgilés y José Pedro Espada, se sabe "muy poco" sobre cómo puede afectar a los niños y adolescentes los efectos de la cuarentena que implantó el gobierno español el 16 de marzo de 2020 para frenar el covid-19.

"No existen estudios específicos con población infantil y adolescente europea. Los estudios disponibles se han llevado a cabo con población adulta, por lo que los resultados no son extrapolables a la población infantil, y con población china, cuyas diferencias culturales con Occidente dificultan generalizar sus hallazgos", ha precisado la UMH.