01 jun 2020

Ir a contenido

CONTROLES EN SEMANA SANTA

Los Mossos interceptan a 88 familias camino de segundas residencias

Los agentes denunciaron a los infractores de las normas de confinamiento y les obligaron a regresar a sus viviendas habituales

Guillem Sànchez

Los Mossos controlan el cumplimiento de las medidas por el coronavirus, en Barcelona

Los Mossos controlan el cumplimiento de las medidas por el coronavirus, en Barcelona / RICARD CUGAT

Los Mossos d'Esquadra han sorprendido desde ayer jueves a las 15.00 horas a 88 familias que se dirigían a sus segundas residencias para pasar allí, en algunos casos, el resto del periodo de confinamiento. La movilidad, en general, se ha reducido estos días casi en un 90% en la red viaria de Catalunya.

La policía autonómica ha efectuado en las últimas horas 54 controles de carreteras, en los que ha levantado 298 actas por infracciones del confinamiento por el coronavirus. 88 de ellas correspondían a familias que iban camino de sus segundas viviendas, que fueron denunciadas obligadas a regresar a sus domicilios habituales.

En algunos casos, como los de dos familias interceptadas en Terrassa y Barcelona cuando se dirigían a la costa de Tarragona, los infractores iban con el maletero cargado de comida con el propósito de pasar el resto del confinamiento en sus segundas residencias.

Controles permanentes en el Vall d'Aran y la Cerdanya

Los Mossos están llevando a cabo un amplio despliegue desde el inicio de la Semana Santa para prevenir este tipo de infracciones. Participan 2.000 agentes -en coordinación con las policías locales-, que han efectuado más de 500 controles en diferentes puntos del territorio de Catalunya, incluidas carreteras secundarias.

El dispositivo se ha intensificado en las últimas horas, con controles permanentes en los accesos al Vall d'Aran y la Cerdanya.

El conseller de Interior, Miquel Buch; el director del Servicio Catalán de Tráfico, Juli Gendrau, y el comisario jefe de la Comisaría General de Movilidad de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, han informado este viernes de la operación "no salida" coincidiendo con los días festivos de la Semana Santa. 

Ligado al descenso de la movilidad se ha registrado también una reducción de los accidentes de tráfico a pesar de que ya se contabilizan dos siniestros mortales que han dejado un total de cuatro víctimas