28 oct 2020

Ir a contenido

INGENIEROS DE BARCELONA

Voluntarios acaban el montaje de 30 respiradores de emergencia en Igualada | Coronavirus

Los aparatos, pendientes de homologación, se enviarán a los centros sanitarios de la Conca d'Òdena más necesitados

Luis Benavides

Respiradores creados por ingenieros voluntarios en una nave industrial de Igualada

Respiradores creados por ingenieros voluntarios en una nave industrial de Igualada / ENGINYERS BCN

El respirador de emergencia casero creado hace unas semanas por un grupo de jóvenes de Barcelona se ha materializado esta semana en 30 aparatos fabricados en Conca de l’Òdena, epicentro de la pandemia del coronavirus en Catalunya.  Voluntarios del  grupo territorial de la Anoia del Col·legi d’Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials de Barcelona (Enginyers BCN) siguieron los diseños creados por el colectivo del proyecto Oxygen.

Los aparatos ya están preparados a falta de de la validación de la Agencia Española del Medicamento, que depende de Sanidad, y hasta la fecha se ha mostrado inflexible con la posible fabricación de respiradores caseros.  Este organismo, autoridad competente en todo lo relacionado con homologaciones de material y equipos médicos y sanitarios, informó esta semana que solo dará por buenos aquellos fabricantes de respiradores que realicen testeos en animales y pruebas de compatibilidad electromagnética.

Los respiradores han sido montados por un grupo de nueves ingenieros y otros colaboradores voluntarios en una nave del polígono industrial de Igualada, sede de la empresa Waterologies, que estos días ha cesado su actividad habitual para contribuir en esta crisis. “La empresa ha puesto en marcha toda sus maquinaria y la red de proveedores para conseguir las piezas de metacrilato cortadas a partir de los planos diseñados por el equipo de Oxygen”, detallan fuentes de Enginyers BCN, que agradecen la donación de los motores por parte de la empresa de automoción Doga, en Abrera.

EL PERIÓDICO avanzó la iniciativa creada por los ingenieros de la empresa Protofy, ubicada en el 22@ y especializada en crear tecnología a medida. Cuando vieron a principios de marzo que en Italia faltaban aparatos de respiración asistida se pusieron manos a la obra. Entonces la pandemia ya azotaba España y había comenzado el brote en Igualada, considerada la zona cero de esta crisis sanitaria en Catalunya.  "Estamos encantadísimos. No podemos estar más contentos. Sabemos de máquinas que se están haciendo también en la fábrica de Martorell de la Seat, también en Virgin Orbit -la empresa aeroespacial de Richard Bradson- y otras a nivel local como las de Igualada", explica uno de los impulsores de Oxygen, Ignasi Plaza, quien destaca que este respirador de campaña se ha convertido en "el primer dispositivo médico 'open source' -código abierto- hecho a gran escala".