30 may 2020

Ir a contenido

Solidaridad

'Si yo he podido, ¡tú también puedes!': el mensaje de los niños trasplantados de médula ósea

Varios chicos que han estado meses en una cámara de aislamiento del hospital de Vall d'Hebron graban un emotivo vídeo para animar a la población confinada por el coronavirus

Ferran Imedio

’Si yo he podido, ¡tú también puedes!’: el mensaje de niños transplantados de médula ósea de Vall d’Hebron. / EL PERIÓDICO

¿Un confinamiento en casa durante unas semanas por culpa del coronavirus? Es duro, sí, pero siempre hay quien está peor. Que se lo digan a los niños que reciben un trasplante de médula ósea y han estado encerrados uno, dos, tres, seis meses en una unidad de transplante, que no es más que una pequeñísima habitación donde se protegen de infecciones mientras recuperan su sistema inmunológico. Aislamiento hermético. 

Por eso tiene un valor tremendo la iniciativa que han llevado a cabo los familiares de muchos niños que han pasado por el hospital Vall d'Hebron. Han recogido en un vídeo el testimonio de varios chavales que han superado el trance de un encierro hospitalario tan severo para transmitir un mensaje muy potente: "Si yo he podido, ¡tú puedes!". Si ellos han podido superar tantas y tantas semanas encerrados en unos pocos metros cuadrados, ¿cómo no vamos a ser capaces nosotros de aguantar el confinamiento en pisos, casas, balcones? Ellos animándonos a nosotros. El mundo al revés.

Una manera "casera" de animar

Todo surgió cuando la sabadellense Ona Llovera, una de las participantes en el vídeo, se lamentó cuando descubrió que había gente que se quejaba por tener que estar en casa o que se saltaba el encierro. "Anda que si supiera lo que es un confinamiento como el nuestro...". Y al escucharla, Rosa, su madre, tuvo la idea: que cada joven que ha pasado por un trance similar en Vall d'Hebron explicara su caso en una cartulina y se hiciera una foto con ella. Con las imágenes haría un vídeo y le pondría una música de fondo. Después, lo envíaría por Whatsapp para animar "de manera casera" a la gente.

"El trasplante de médula y su recuperación han supuesto un largo trayecto para cada un@ de nosotr@s, una superación, que nos han enseñado muchas cosas, algo que much@s desconocen -comenta Ona-. Gracias a mi experiencia personal, soy mucho más fuerte psicológicamente, puedo ayudar y entender a las personas que me rodean y quererme a mí misma, mi vida. Y todo, gracias a esta segunda oportunidad de vida o renacer. El recuerdo que guardo de esa experiencia es mi positividad y alegría".

"Usar la imaginación y la creatividad para no aburrirnos"

Por eso, ellos más que nadie puede aconsejar cómo sobrellevar el confinamiento: "Recomendamos mucha distracción, paciencia y esperanza. Utilizar la imaginación y la creatividad, la fantasía que nos caracteriza para así no agobiarnos, desanimarnos o ponernos tristes. ¡Mucho ánimo!", dice Ona.

Y sí, el vídeo, con una versión en castellano (suena 'Moving', de Macaco) y otra en catalán (Caminem lluny', de Doctor Prats), es un grito de ánimo que no podría medirse en decibelios. Esas sonrisas mirando a cámara y diciéndote que ellos han podido erizan la piel. Ellos son Ona, Mark, Marifé, Paula, Dy, Abraham, Aina, Ana y Àlex. Pero han sido muchísimos más. Pura vida, pura luz en tiempos oscuros como estos.

Como dice la letra de 'Caminem lluny': 'No t'aturis quan no puguis més, no et rendeixis quan no puguis més'". Pues eso.