30 oct 2020

Ir a contenido

Coronavirus

El Gobierno confía en las drásticas medidas en Italia

Sanidad cree que el plan de vetas las salidas y entradas de italianos reducirá el peligro en España

Siete muertes confirmadas en Madrid, País Vasco y Aragón elevan a 17 los fallecidos (600 infectados)

Sara Ledo

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la entrevista concedida a EL PERIÓDICO.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la entrevista concedida a EL PERIÓDICO. / José Luis Roca

El Gobierno español confía en las drásticas medidas aplicadas por Italia para hacer frente al coronavirus. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha celebrado este domingo la decisión de su homólogo italiano de vetar la entrada y salida de ciudadanos de las zonas más afectadas por el virus porque eso también reducirá su propagación en España, según ha explicado.

"Había muchos casos importados o ciudadanos españoles que habían viajado a estas zonas. Esto en principio se interrumpirá", ha asegurado Illa durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Evaluación y Seguimiento sobre el virus de origen chino. En total, son ya 17 personas fallecidas y más de 600 las contagiadas en todas las comunidades autónomas, después de que Murcia registrase ayer su primer caso, a un ritmo de contagio del 20% diario. Las únicas que se salvan son las ciudades autónomas, Ceuta y Melilla.

España se mantiene en fase de "contención", sin necesidad por el momento de llevar a cabo medidas adicionales, ha indicado el ministro. "No tenemos una situación que a nivel de país se pueda pensar en una transmisión descontrolada, ni muchísimo menos", ha aclarado el director del centro de coordinación de alertas y emergencias sanitarias, Fernando Simón. Para el experto, la decisión italiana es crucial porque "reduce muchísimo el riesgo de entradas" en España, pero también el control de contactos y casos de las comunidades autónomas que limita la posibilidad de nuevos brotes en otras regiones. 

"Evitar un evento de masas sin cerrar los metros tiene poco sentido", ha asegurado Fernando Simón

Simón ha reconocido que, en la expansión del virus, una de las primeras medidas en las que "intuitivamente" se piensa es en reducir eventos multitudinarios como podrían ser la manifestación de este domingo, las Fallas o las procesiones de Semana Santa, pero decisiones de este tipo pueden no tener "ningún sentido" si no se asocian a otras. "Evitar un evento de masas sin cerrar los metros tiene poco sentido", ha advertido. "Las medidas se tienen que tomar pensando en el foco concreto pero también en el impacto alrededor", ha claudicado.

Ya hay 17 muertos en España

En las últimas 24 horas han fallecido al menos 7 personas por el virus --3 en Madrid, 3 en País Vasco y 1 en Aragón--, por lo que en total son ya 17 muertos en España, según las últimas cifras de la Comunidad de Madrid (8), la Consejería de Salud del País Vasco (5) y el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón (2). El número de infectados asciende a 589 casos registrados a un ritmo de crecimiento del 20% diario, según el Ministerio de Sanidad.

Este domingo se ha registrado el primer infectado por el virus en Murcia, por lo que ya todas las comunidades cuentan con algún caso, a excepción de Ceuta y Melilla. En concreto, hay 35 casos en Andalucía, 13 en Aragón, 7 en Asturias, 8 en Baleares, 17 en Canarias, 12 casos en Cantabria, 15 en Castilla -La Mancha, 22 en Castilla y León, 49 en Catalunya, 37 en Valencia, 6 en Extremadura, 5 en Galicia, 202 en Madrid, 1 caso en Murcia (relacionado con la Comunidad de Madrid), 3 en Navarra, 102 en País Vasco, 55 en La Rioja.

Madrid, La Rioja y País Vasco

Madrid, La Rioja y País Vasco congregan al 60% del total de infectados en España. Madrid es la comunidad con más contagios, pero el incremento del número de afectados en las últimas horas se ha centrado principalmente en la zona de Valdemoro, según Simon, por lo que su propagación está relativamente controlada. La región decidió el viernes cerrar los 213 centros de ocio para mayores y ayer fue un paso más, restringiendo las visitas a las residencias de ancianos.

Algo similar ocurre en La Rioja, donde la mayor parte de los afectados proceden de Haro, tras el contagio de un elevado número de personas en un funeral de Vitoria, y están en aislamiento domiciliario controlados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Diferente es el caso del País Vasco, no tanto por el número de personas con el virus (superan el centenar), sino porque los brotes han afectado a profesionales sanitarios, lo que ha generado "un estrés añadido". No obstante, también están bastante controlados. 

Nuevas medidas

Este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presidirá la comisión de seguimiento en el Ministerio de Sanidad para tener información de "primera mano" sobre la evolución del virus en España y las medidas que se están tomando. 

El miércoles se celebrará una reunión interministerial, que tendrá carácter semanal, hasta que el Gobierno considere que no es necesario para reforzar la coordinación entre los distintos ministerios. Además, se realizarán dos reuniones semanales (lunes y jueves) de la Comisión Interterritorial del Sistema Nacional de Salud por videoconferencia.

"Es esencial la coordinación con las comunidades autónomas. Es bueno tener un marco estable dos veces por semana de puesta en común de la situación al margen de las conversa bilaterales con ellos cada vez que la situación lo requiere", ha explicado Illa.  

Manifestación 8-M

El Gobierno ha pedido este domingo a todas aquellas personas que puedan presentar algún síntoma de coronavirus que no acudan a la manifestación del 8-M que se celebra este domingo en numerosas ciudades de España. 

Así lo ha trasladado el ministro de Sanidad, Salvador Illa."Un día como hoy quiero recalcar que las personas que presenten síntomas no asistan a las manifestaciones, se mantengan en sus domicilios y se autoaislen para después contactar con las autoridades sanitarias. Es importante seguir estas recomendaciones", ha advertido Illa. 

El ministro ha subrayado la importancia de algo tan "banal" como la "higiene personal" para evitar la propagación del virus, por lo que ha encomendado a la ciudadanía a "seguir con atención" las indicaciones de las comunidades autónomas.