Vic empieza a multar con 620 euros por no recoger las heces de perro de la calle

El Ayuntamiento ha iniciado una identificación genética de los excrementos abandonados

Excrementos de perro, en la calle del Cardenal Cervantes de Tarragona.

Excrementos de perro, en la calle del Cardenal Cervantes de Tarragona. / JOAN REVILLAS

Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Vic ha sancionado por primera vez al propietario de un perro por no recoger los excrementos de su mascota en la vía pública después de que dos agentes de la Guardia Urbana lo pillaran in fraganti. El consistorio anunció hace una semana que se empezaría a multar.  

De acuerdo con el procedimiento, después de que la policía lo identificara, los agentes han recogido una muestra de las heces para analizarla en el laboratorio. La intención de este acto es crear una base de datos de muestras de ADN de las mascotas del municipio con el objetivo, según el Ayuntamiento, de fomentar el civismo y erradicar estos comportamientos en el municipio.

La sanción marcada es de una cuantía de 500 euros más el coste de realizar la prueba de ADN, que corresponde a unos 120 euros.

Noticias relacionadas

Des del consistorio, la regidora de Convivencia y Seguridad, Elisabet Franquesa, recuerda que esta nueva medida busca evitar los excrementos de los perros en la vía pública y que no tiene ningún afán "recaudatorio sino disuasivo". Por este motivo, en lugar de pagar la multa dictada, los sancionados podrán decidir realizar trabajos para la comunidad.

La campaña de identificación genética de heces de perros abandonadas en la vía pública llega después de que el cuerpo de agentes cívicos informara a más de 700 personas y, paralelamente, hiciera llegar una carta informativa a todos los ciudadanos propietarios de mascotas residentes en Vic.